El gol de Mbappé y el de Soldado coinciden en que los dos jugadores parten desde una posición en fuera de juego.

Polémica arbitral

El gol de Mbappé, un déjà vu para los aficionados de la Real Sociedad

El tanto del delantero francés, que partía en posición de fuera de juego, recuerda a la diana que anotó Soldado con el Granada en el Reale Arena hace dos temporadas

Imanol Troyano
IMANOL TROYANO

Los aficionados de la Real Sociedad vivieron ayer un déjà vu con el gol de Mbappé. El tanto de Francia a España que hizo decantar la final de la UEFA Nations League hacia el combinado galo hizo recordar a más de uno la diana que anotó Soldado hace dos temporadas en el Reale Arena cuando era jugador del Granada. Entonces, el papel de Eric García lo desempeñó Diego Llorente.

Las dos acciones son muy similares porque acaban con gol del jugador que parte desde una posición inicial de fuera de juego. En el caso del partido de la Real Sociedad, Soldado era el receptor del balón que envió Yangel Herrera y en ese momento estaba situado en situación antirreglamentaria. Tal y como sucedió ayer en el instante que Theo Hernández intenta asistir a Mbappé.

Momento en el que Yangel Herrera envía el balón a Soldado, que se encuentra en fuera de juego. / laliga

Lo que sucede después en Anoeta es idéntico a lo que ocurrió ayer en Milán. Un defensor blanquiazul, en este caso Diego Llorente, intenta evitar que el balón llegue al atacante granadinista, sin saber a ciencia cierta si Soldado se encontraba en posición ilegal. El defensor, con el delantero a su espalda, en una acción rápida, no puede calibrar si el oponente se halla en fuera de juego y debe cortar el envío. A Eric García le ocurre lo mismo y por eso se ve obligado a intervenir.

Instante en el que Theo Hernández intenta asistir a Mbappé.

La participación de los defensores, Llorente con la Real Sociedad y Eric García con España, resulta determinante finalmente. Tanto el madrileño como el catalán intentan impedir que el balón llegue a Soldado y Mbappé, respectivamente, pero sus despejes son insuficientes y la pelota acaba recalando en el rival. El árbitro acaba interpretando en las dos acciones que el toque de los defensores habilita a los atacantes, como si realmente comenzara una jugada nueva. De hecho, ayer el trencilla inglés Anthony Taylor reconoció a Eric García que si este no hubiera tocado el esférico, el tanto habría sido anulado.

Las dos acciones provocaron las airadas protestas tanto de los jugadores realistas, como de los españoles. Los futbolistas afectados por la decisión arbitral se escudan en que la posición ilegal del atacante influye en la intervención de los defensores, por lo que argumentan que debería haberse señalado la infracción. El VAR no corrigió la decisión arbitral en ninguno de los casos.

¿Qué dice el reglamento?

Según el reglamento del International Football Association Board (IFAB), en el punto 11.2, «se considera que un jugador en posición de fuera de juego no ha sacado ventaja de dicha posición cuando reciba el balón de un adversario que juega voluntariamente el balón, incluida la mano voluntaria, a menos que se trate de una 'salvada' por parte de un adversario».

Y explica, «una 'salvada' es una acción de un jugador cuyo fin es detener o desviar el balón, o intentar detener o desviarlo, cuando este va en dirección a la portería o muy cerca de ella con cualquier parte del cuerpo excepto con las manos o los brazos (a menos que se trate del guardameta en su propia área penal)».

Además, esta regla incluye unos supuestos que harían que se señalara el fuera de juego. «Si un jugador que sale de una posición de fuera de juego o que se encuentra en dicha posición estuviera en la trayectoria de un adversario e interfiriera en el movimiento de este último hacia el balón, se considerará infracción por fuera de juego. Si afecta a la capacidad del adversario de jugar o disputar el balón; si dicho jugador se coloca en la trayectoria de un adversario e impide el avance de este (p. ej. le obstaculiza el paso), deberá penalizarse la infracción».