Un equipo joven pero bien compensado que aspira a dar sorpresas

Vilda admite que España no figura en el grupo de favoritas pero anima a sus jugadoras a «creer» que «todo es posible»

DV

La selección española acude al Mundial de Francia como el tercer combinado más joven de la competición y con el entrenador de menor edad entre los 24 presentes. Con una media de 25 años y dos meses, solo Jamaica (23 años y siete meses) y Japón (24 años y siete meses) presentan un equipo más precoz, mientras que los 37 años de Jorge Vilda (cumple 38 el 7 de julio, día de la final) hacen del técnico madrileño el menos veterano, seguido a distancia por los 42 años del seleccionador de Noruega y sueco de nacimiento Martin Sjögren, y del seleccionador inglés Phil Neville, campeón de Europa con el Manchester United en su época de jugador.

A pesar de su juventud, Vilda ha dirigido ya más de medio centenar de partidos a la selección absoluta desde que cogió las riendas en 2015 procedente de las selecciones inferiores. Ello le ha permitido conformar un grupo estable y reconocible que encara su segunda cita mundialista tras la de Canadá en 2015, donde la sola presencia ya fue un premio y España no pudo pasar de la primera ronda tras empatar con Costa Rica (1-1) en su debut en un Mundial y cosechar sendas derrotas posteriores ante Brasil (0-1) y Corea (1-2).

Ahora España llega al Mundial de Francia con expectativas bien diferentes. Aunque ni el técnico ni las jugadoras quieren hablar de objetivos concretos, a nadie escapa que superar la primera fase está al alcance de un equipo y unas jugadoras que crecen año a año y cuyo desarrollo desde la cita de Canadá ha sido espectacular, en paralelo al creciente interés del fútbol femenino en el país.

Clasificación brillante

Basta recordar que la selección logró la clasificación para el Campeonato del Mundo que comienza el viernes de forma abrumadora, con pleno de victorias en un grupo en el que tuvo que enfrentarse a Austria, Finlandia, Serbia e Israel.

Un dato que avala la apuesta de Vilda por el talento y la juventud de un combinado conformado sobre la base de los dos grandes equipos de la Liga española, Barcelona (vigente subcampeón de la Champions) y Atlético de Madrid (campeón de Liga). Así, 10 de las 23 seleccionadas forman parte de la plantilla culé y otras cinco son colchoneras.

El técnico considera que el equipo está «compensado», con jugadoras que le ofrecen «perfiles distintos» y de las que destaca su «polivalencia». Aunque admite que España no figura entre las favoritas, pide a las jugadoras que «crean» que «todo es posible».

Temas

Fútbol