Real Sociedad

El otro equipo de Garitano, el Aze Flaxa Etxagi

Pasado y presente del equipo Aze Flaxa Etxagi, en su última reunión a primeros de este mes. / T.G.
Pasado y presente del equipo Aze Flaxa Etxagi, en su última reunión a primeros de este mes. / T.G.

El técnico de la Real se calza las botas siempre que su trabajo se lo permite para jugar con sus amigos en Bergara

A.V.

Asier Garitano hace tiempo que colgó las botas, en 2003 con el Benidorm, pero siempre que puede se las vuelve a calzar para jugar en casa, con el Aze Flaxa Etxagi, un equipo formado hace treinta años en el que es uno más y en el que siempre es bienvenido en alguno de los amistosos que juegan en los meses estivales. En la primera semana de este mes, el pasado y presente de este equipo volvió a reunirse en Bergara como cada año alrededor de una mesa, cuenta Bittor Jiménez. «En esta ocasión echamos de menos a Asier, estaba liado con el trabajo y no pudo venir, pero le hemos dicho que en la siguiente no puede fallar».

El Aze Flaxa Etxagi ha participado en competiciones de fútbol sala y ahora juega en la liga de fútbol 11. Y tiene la buena costumbre de hacer un viaje al año al extranjero. «En los últimos años hemos estado en Londres, Liverpool, Viena, Lisboa... Asier ha venido alguna vez con el equipo cuando entrenaba al Alicante y en otras ocasiones. Es uno más».

Jiménez desvela que hoy Garitano sigue teniendo «buenas maneras» cuando se calza las botas. «En los torneos del pueblo no hay quién le quite el balón. Vuelve locos a los chavales. Siempre tratamos de que juegue porque eso significa que el equipo va a responder».

Etxabarri recuerda que desde crío Asier era «listo» jugando a fútbol pero también a pelota, a cartas, a canicas... «Más que al fútbol jugaba a pelota. En Bergara, siendo un chaval daban a elegir entre la pelota o el fútbol y él siempre elegía la pelota. Veraneaba en Lekeitio y un día le hicieron una prueba en el Athletic. De Bergara se fue él solo. Pero les puso una condición, que le dejaran jugar a pelota.... y le dieron facilidades los fines de semana. Jugó todos los campeonatos: Interpueblos, cuenca del Deba... Formaba pareja con Jokin Etxaniz. Era mi bueno».

Santamaría apunta que Garitano sigue teniendo esa frescura de chaval y el hambre por crecer. «Su mentalidad, su idea, es siempre mejorar. Por eso es tan importante para él el trabajo diario. Quiere que sus jugadores compitan entre semana para luego jugar, y no al revés. Dice que la exigencia entre semana tiene que ser grande porque si un jugador no está habituado a competir por todo entre semana luego no va a poder ofrecer su mejor nivel el domingo. Podrá hacerlo una vez pero no muchas más. No le valen los que se entrenan a medio gas y eso le va a venir bien a la Real».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos