Exrealista

Eddie Howe, entrenador del Newcastle, dice que Isak «llegó lesionado» en agosto

Eddie Howe asegura que el delantero sueco estaba lesionado cuando la Real Sociedad lo traspasó en agosto por 70 millones

Iker Mendia
IKER MENDIA

El entrenador del Newcastle, Eddie Howe, asegura que Alexander Isak llegó lesionado al club inglés cuando la Real Sociedad lo traspasó en agosto por 70 millones. «Cuando Isak vino ya tenía un pequeño problema en el muslo y cuando jugó contra el Liverpool ya no lo hizo al 100%», ha afirmado el técnico en referencia al primer partido que el sueco disputó con su nueva camiseta el pasado 1 de septiembre. Antes de su traspaso, el futbolista sueco había completado con normalidad la pretemporada con el club txuri-urdin y también participó en los dos primeros partidos de la temporada (con gol incluido al FC Barcelona).

El pasado 24 de agosto, Isak fue traspasado al Newcastle por 70 millones, la venta más cara de la historia de la Real Sociedad. El internacional sueco debutó en la Premier League en Anfield el 1 de septiembre y lo hizo de la mejor manera posible para un atacante: marcando su primer gol. A pesar del tanto del sueco, el Newcastle no pudo superar a los pupilos de Jürgen Klopp. Pero en esta ocasión el resultado parecía lo de menos ya que el punta firmó jugadas de gran calidad como flamante estrella de su nuevo equipo. Ahora, su entrenador en el Newcastle ha desvelado que Isak no se encontraba en pleno estado de forma en ese partido por «un pequeño problema en el muslo» con el que llegó ya, según ha explicado, desde San Sebastián. Lo que no ha aclarado es si los servicios médicos del club inglés detectaron o no esa lesión en el reconocimiento de médico previo a su fichaje.

Esas molestias se agravarían semanas después cuando el atacante notó un pinchazo en el muslo en un entrenamiento con Suecia el pasado 22 de septiembre. Isak volvió a Inglaterra para tratarse de la lesión con el servicio médico del Newcastle, y desde entonces sigue en el dique seco.

El proceso de recuperación está siendo más largo de lo esperado y parece poco probable que Isak pueda jugar antes de que llegue el parón del Mundial. Si todo va bien, el sueco estará disponible para jugar de nuevo cuando se retome la Premier League, en Navidad. La noticia es un importante contratiempo para el futbolista sueco, que solo ha podido jugar con su nuevo equipo tres partidos oficiales. En este sentido, Howe ha considerado que el calendario juega a su favor y confía en que cuando se reanude la competición liguera Isak pueda estar en «óptimas condiciones». «Es un futbolista increíble y lo hará increíblemente bien para nosotros», ha aseverado.

El Newcastle es actualmente el cuarto clasificado de la Premier League con 21 puntos, a dos del Tottenham que es tercero, a cinco del Manchester City y a siete del líder, el Arsenal.