Silva e Illarramendi, en el partido de Villarreal. / ACERO

El enemigo en casa

Programar el partido del domingo contra el Atlético a las diez de la noche es un despropósito que atenta contra el propio campeonato

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

Algo hemos debido hacer mal en otra vida los amantes del fútbol para merecernos semejante castigo. Entre Tebas y Rubiales se han empeñado en cargarse este juego. La ocurrencia de LaLiga de echar el telón al campeonato en la medianoche del domingo –como se alargue el descuento algún partido concluirá el lunes– ha sido el último despropósi

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores