Incidentes en los aledaños del estadio de Anoeta.

Real Sociedad-Atlético de Madrid Josu Erkoreka: «Se va a investigar lo sucedido, aunque va a ser complicado aclarar lo que pasó»

El viceconsejero de Seguridad del Gobierno Vasco ha tildado de «lamentables» los ataques sufridos ayer por los autobuses del Atlético de Madrid en la antesala del partido de Copa que se jugó en Anoeta

Eneko P. Carrasco
ENEKO P. CARRASCO

Josu Erkoreka, vicelehendakari y consejero de Seguridad del Gobierno Vasco, ha dado su opinión esta mañana sobre los desagradables incidentes que tuvieron lugar ayer en los aledaños de Anoeta y en los que se vieron envueltos varios aficionados de la Real Sociedad. El miembro del Ejecutivo autonómico ha tildado de «lamentables» los ataques que sufrieron los autobuses del Atlético de Madrid, y ha agregado que aunque será «muy complicado» depurar responsabilidades, «ya que las bengalas y demás vienen de lejos y es muy complicado esclarecer lo que pasó, se investigará lo sucedido. Siempre que hay daños y heridos se realiza un estudio».

Erkoreka, en una conversación con ETB1, ha denunciado abiertamente «el infame» recibimiento realizado por, supuestamente, hinchas de la Real a los autocares del equipo visitante, momento en el que se produjeron insultos y lanzamientos de objetos. En esos altercados hubo incluso un herido que «parece que no es hincha del Atlético», algo que fuentes de la policía autonómica aseguraban ayer y hoy, solo unas horas después, ha descartado Erkoreka. Además, un ertzaina sufrió una pequeña lesión.

El consejero de Seguridad ha explicado, a modo de respuesta a Simeone, que la Ertzaintza estuvo presente «desde el inicio» pero no tuvo que realizar «ninguna intervención en profundidad» porque «no fue necesario», aunque sí se produjeron daños materiales contra furgonetas de la Ertzaintza y mobiliario urbano.

Eneko Goia: «Me da vergüenza»

Por su parte, el alcalde de Donostia, Eneko Goia, condenaba en la misma línea esta mañana los mismos incidentes a los que hacía alusión Erkoreka en la antesala de la eliminatoria de octavos de final de la Copa del Rey.

El primer edil de San Sebastián declaraba ante los micrófonos de Euskadi Irratia que «se trata de un comportamiento reprobable. Está totalmente fuera de lugar, la sensación que me produjeron esos incidentes fue muy mala, sin ningún tipo de duda. El espectáculo que dieron esas personas fue lamentable. Como realista y donostiarra que soy me avergüenza ver este tipo de cosas».

Los lamentables incidentes en los que participaron seguidores radicales del club txuri-urdin se saldaron con un joven herido, tras ser golpeado con un vaso en la cabeza. La víctima de la agresión recibió rápidamente atención médica en una ambulancia.

Además, los autocares que llevaban a la comitiva rojiblanca hasta el estadio donostiarra fueron atacados con lanzamientos de piedras, botellas y demás objetos, rompiendo algunas lunas. La Ertzaintza tuvo que intervenir para que los incidentes no fueran a mayores ante la incredulidad y la lógica indignación de los jugadores y el cuerpo técnico rojiblanco. El deplorable comportamiento de estos supuestos aficionados realistas fue condenado enérgicamente por el entrenador del primer equipo txuri-urdin, Imanol Alguacil, al término del partido.