Martin Zubimendi celebra con rabia el gol de David Silva enel Ciutat de Valencia tras lograr el canario el 1-1. / efe

Real Sociedad El gol es cosa de todos

La Real Sociedad afronta la final ante el Cádiz sin sus dos máximos goleadores, Oyarzabal (15) e Isak (9), y su mejor arma a balón parado, Le Normand, por lo que deberá tirar de otros hombres para batir a Ledesma

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

La Real Sociedad se juega la temporada mañana ante el Cádiz en el Reale Arena a partir de las 19 horas. Un triunfo le dejaría a las puertas de Europa. Lo contrario le condenaría a sufrir hasta el último momento con el riesgo de quedarse fuera. Después de haber sumado solo dos puntos en cuatro jornadas no puede permitirse un nuevo tropiezo ante un rival que pelea por la permanencia. Desaprovechadas las ocasiones ante Rayo y Levante, el destino le ha dado una nueva oportunidad que tiene que aprovechar.

Para ello necesitará encontrar gol por algún lado. En una temporada en la que le está costando ver puerta, especialmente en Liga, afronta este partido clave sin la presencia de sus dos máximos realizadores, casos de Oyarzabal e Isak. El eibarrés llevaba 15 dianas cuando cayó lesionado hace dos meses. No solo era el especialista en los penaltis sino el hombre que mejor llegaba de segunda línea y el zurdo que profundizaba por su banda cuando era necesario. Desde el mismo momento en el que se rompió el cruzado la plantilla asumió su baja y se conjuró para llegar a buen puerto en honor a su capitán.

La ausencia del sueco es más inesperada porque ha venido de la mano de una quinta tarjeta en el momento más inoportuno. Es verdad que no atraviesa su mejor racha en Donostia pero a sus 22 años lleva 9 goles en competición oficial: cinco en Liga, tres en Europa y uno en Copa. A pesar de su falta de confianza en el remate final fue uno de los mejores en el Ciutat de Valencia, con acciones de mérito para profundizar por la derecha y dos cañonazos, uno con cada pierna, que repelió el larguero. Ahora habrá que ganar sin él.

Los goleadores de la Real Sociedad

  • Sorloth (7), cercanía El noruego, que marcó en Elche y Vallecas, se queda como único 'nueve'

  • Januzaj (4), desequilibrio 4 goles y 7 asistencias este curso confirman su capacidad en los últimos metros

  • Merino (4), llegada Siempre dice que debe hacer más goles; mañana es un buen día

  • Aritz (4), estrategia Será el referenteen el balón parado en ausencia de Le Normand

  • Zubimendi (2), voluntad Otro hombre de peso en la estrategia tras anotar ante el Leipzig y el Alavés

  • Silva (2), magia Marcó en Mallorca y Levante, ha dado dos asistencias y provocó el penalti en Madrid

La tercera ausencia de importancia es la de Robin Le Normand. El bretón ha jugado todos los minutos de la Liga, un récord que ahora se verá cortado por exigencias de las tarjetas. Pilar defensivo, también se había erigido en los últimos tiempos en la principal amenaza en la estrategia ofensiva con su potencia en el balón parado. En febrero marcó un gol en Leipzig y en abril en Elche con el que dio los tres puntos a la Real. Tampoco será de la partida.

Así las cosas Imanol tendrá que reinventarse una vez más para hacer un planteamiento que le permita llegar al gol y aspirar a ganar el partido. Tácticamente tiene dos opciones. La primera es mantener el 1-4-4-2 en rombo con el que viene jugando dando entrada a Portu por Isak en la delantera para formar junto a Sorloth. La segunda sería recuperar el 1-4-3-3 con el que se ha manejado toda la temporada con una línea ofensiva integrada por Januzaj, Sorloth y Portu. En este caso Rafinha sería el sacrificado.

Pero por encima de aspectos colectivos mañana será el día para que los grandes nombres individuales den un paso hacia adelante y muestren su personalidad. Como hizo Silva ante el Levante echándose el equipo a la espalda. De lo contrario será difícil que la historia tenga un final feliz.

Si Aritz gol, no problem.

En el fútbol se repite cada vez más aquello de que todos atacan y todos defienden. Será una buena ocasión para demostrarlo. Yendo de atrás hacia adelante, Aritz es uno de los hombres que puede aportar mucho en la estrategia en ausencia de Le Normand. No en vano lleva 11 goles anotados con la camiseta de la Real, cuatro esta temporada, cuando el récord histórico de un defensa en la historia del club está en 17. De seguir en esa línea aspira a batir esa marca en los próximos años.

Con tantos conseguidos en el Bernabéu y en la inauguración del Reale Arena ante el Barcelona, el beasaindarra ha visto puerta esta Liga en Granada (2-3), por parte doble, Balaídos (0-2) y ante Osasuna (1-0) en Anoeta, tres partidos que acabaron en victoria. Su fe en el remate le convierte en un animal competitivo en el balón parado pese a su 1,82 raspado.

Zubimendi le coge el gustillo.

Pedir al pivote defensivo que asuma la responsabilidad goleadora quizás sea excesivo. Pero el donostiarra está en un gran momento de forma y ya ha visto puerta en dos ocasiones desde febrero. El primero, su estreno con la Real, llegó contra el Leipzig en Anoeta. Un tanto que permitió engancharse a la eliminatoria hasta el final, cuando Fosberg hizo de penalti el 1-3 en el 89. Después marcó otro frente al Alavés en marzo que significó los tres puntos tras rematar de cabeza una falta colgada por Oyarzabal desde la derecha.

El viernes en Orriols fue el protagonista del último disparo en busca del empate en el descuento que embolsó Cárdenas. Hacer goles no es su principal cometido pero, por si acaso, ya puede ir afinando la puntería.

Merino quiere más goles.

El mejor jugador de la Liga para Imanol siempre repite que necesita marcar más goles para ser un centrocampista completo. En situaciones así tiene la oportunidad de demostrarlo, sobre todo si la Real vuelve al 1-4-3-3 y tiene menos jugadores por delante en el camino al área. Esta temporada ha marcado en tres partidos de Liga y los tres han sido victorias: en Granada (2-3), Pamplona (0-2) y Mallorca (0-2). También firmó el tanto de la igualada contra el Mónaco (1-1) en Anoeta. Además ha sido objeto de dos penaltis, ante el Athletic y Espanyol en casa, que sirvieron para sumar 4 puntos y ha dado cuatro asistencias. Sin duda, debe ser un jugador que pise área contra el Cádiz.

La Real baila si David Silva.

El canario, felizmente renovado hasta 2023, estrenó su continuidad en el club con un partidazo en Valencia. Ya no es solo que dé el último o el penúltimo pase sino que llegó al corazón del área para marcar de cabeza el tanto que igualaba el partido en ese momento. También tuvo en sus botas el 1-2 en una jugada que Rober Pier, con el pecho, evitó que el balón entrara y dio un caramelo a Gorosabel en la ocasión que tuvo el de Arrasate para marcar en la primera parte.

El de Arguineguín es un futbolista diferencial que marca el tempo del juego, junta adversarios y siempre divide el pase en el momento correcto. Con buenos desmarcadores que interpretaran los espacios se pondría las botas. En marzo marcó en Mallorca el gol que abrió el camino hacia el triunfo y viene de ver puerta el viernes. Asimismo suma tres asistencias de gol, en el Wanda y dos en Elche, y fue objeto de un penalti en el Bernabéu.

Los galones de Janu y Sorloth.

En un contexto así, los focos se centrarán en Sorloth y Januzaj, dos de los delanteros que deben tirar del carro para ganar al Cádiz. El noruego lleva 7 goles esta temporada, tres en Liga, dos en Europa y otros dos en Copa. Hace unas semanas encadenó buenos partidos ante el Elche, Betis y Barcelona pero contra el Rayo y el Levante ha vuelto a desinflarse a pesar de marcar en Vallecas. Para un encuentro ante un rival replegado puede ser un buen arma.

De Januzaj siempre se espera lo mejor. Esta temporada lleva 4 goles y 7 asistencias y tiene que echarse el equipo a la espalda con las ausencias que hay.