Real Sociedad

Nerea Eizagirre, recibida por todo lo alto con la sub 19

Nerea Eizagirre, primera por la derecha, ayer en el recibimiento en Las Rozas./EFE
Nerea Eizagirre, primera por la derecha, ayer en el recibimiento en Las Rozas. / EFE

La tolosarra ha sido pieza importante del título europeo logrado el lunes por el equipo de Jorge Vilda tras imponerse a Alemania en la final

DV Y AGENCIASSAN SEBASTIÁN.

La selección femenina sub 19, menos de 24 horas después de ganar 0-1 a Alemania y proclamarse por segunda vez consecutiva campeona de Europa de esa categoría, recibió un homenaje en la residencia Deportiva de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Entre ellas estuvo Nerea Eizagirre, tolosarra y jugadora de la Real Sociedad, que ha sido titular en los cinco encuentros disputados y estuvo a punto de marcar en la final en un disparó que terminó en el larguero.

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) dio visibilidad y cuidó a un grupo de amigas que consiguieron ganar un título a una primera potencia mundial como Alemania, que en el Tissot Arena de Biel en Berna (Suiza) sucumbió con un tanto de falta de María Llompart a falta diez minutos del final.

Al acto acudieron autoridades de primer orden como el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, o la presidenta del Consejo Superior de Deportes, María José Rienda. No faltaron Luis Rubiales, presidente de la RFEF; Rafael del Amo, presidente del Comité Nacional de Fútbol Femenino de la RFEF; y José Molina, director deportivo de la selección española.

Sin embargo, las jugadoras fueron las auténticas protagonistas. Ellas acapararon todos los focos con su espontaneidad, su alegría y sus ganas de trabajar por el futuro del deporte femenino. Estuvieron todas menos tres: Itziar Pinillos, Rosa Otermin y Carla Bautista, que viajaron a Colombia para incorporarse a la pretemporada del Atlético de Madrid Femenino.

La capitana Rosa Márquez tomó la palabra primero. «Quiero dar las gracias a la Federación. Hemos notado el apoyo desde el primer día y desde muy cerca. Están apostando fuerte por nosotras y lo estamos notando. Os doy las gracias», dijo.

«Somos chiquitinas, pero está claro que hemos demostrado que jugamos muy bien. Y vosotras sois mis compañeras, mis amigas y mis hermanas. Faltan tres que se han ido a Colombia, pero están aquí. Gracias por haberme hecho sentir tan importante en este mes tan largo. Como dice nuestro entrenador (Jorge Vilda), si 37 personas reman en el mismo sentido, no hay quien nos venza. Por eso, tenemos hoy aquí la Copa», agregó.

El presidente de la RFEF se mostró orgulloso de las jugadoras y afirmó que son un espejo en el que el resto podrían mirarse para conseguir futuros éxitos.

«Somos chiquitinas, pero hemos demostrado que jugamos muy bien»

El técnico se mostró agradecido y dio alguna pista de por qué las cosas están cambiando

El técnico Jorge Vilda también agradeció a la Federación su implicación en el fútbol femenino y dio alguna pista de por qué las cosas están cambiando. «La Federación está totalmente volcada con el fútbol femenino. Muestra de ello es que hoy las jugadoras pueden ver un mural con fotos de ayer, un montaje, los medios, la presencia del ministro, de la presidenta del CSD... que hayamos comido con todos nada más llegar, esto quiere decir de mucho de lo que está ocurriendo», afirmó.

Después llegó el turno de José Guirao, ministro de Cultura y Deporte, que abogó por la igualdad entre el deporte femenino y masculino tanto en visibilidad como en recursos. Será una de sus banderas bajo su mandato.

Toda la selección agradeció sus palabras y se quedaron solas con sus medallas, la Copa y el «We are the Champions» de Queen, que sonó después de un atronador grito dirigido por la capitana Rosa Márquez. Ella preguntaba primero y sus compañeras respondían: «¿Qué somos?» «¡Un equipo!» «¿Qué equipo?» «¡España!» «¿Y qué hemos hecho?» «¡Jugar al fútbol y ganar!».

Es un título ganado a base de trabajo, reconocido por la Federación y altas instancias como merecía: con mucho mimo y el aplauso general.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos