Mercado de fichajes

Dudas acerca del perfil del atacante que se pretende en la Real Sociedad

La Real conoce el precio quele costaría el turco Yusuf Hazici pero aún no hadecidido si es el atacante que más le conviene. / TRABZONSPOR
La Real conoce el precio quele costaría el turco Yusuf Hazici pero aún no hadecidido si es el atacante que más le conviene. / TRABZONSPOR

La Real Sociedad debate entre un extremo o un punta que juegue por dentro

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

Quedan nueve días para que se cierre el mercado y la Real Sociedad sigue sin mover ficha en lo que respecta al atacante que pretende incorporar. Han pasado tres semanas desde que Asier Garitano afirmara después del amistoso ante el Athletic en Gal que le gustaría contar con dos incorporaciones más para tener una plantilla más equilibrada y de momento solo ha llegado Theo para reforzar el lateral izquierdo. Del jugador de perfil ofensivo aún no hay noticias. Y no será por que no hayan salido nombres a la palestra...

La lista de posibles fichajes de la Real Sociedad, en este sentido, no puede ser más amplia. Entre los nombres que han aparecido se podría hacer casi un equipo: el turco Yusuf Hazici (Trabzonspor), el franco-congoleño Yan Karamoh (Inter), un joven talento llamado Moussa Diaby que juega en el PSG pero cuyo destino parece ser el Montpellier, el costamarfileño Nicolas Pépé del Lens, Álvaro García (Cádiz), Pablo Sarabia (Sevilla), un extremo zurdo de 21 años que responde al nombre de Allan Saint-Maximin y que ha despuntado en el Niza... En el club están encantados con esta ceremonia de la confusión. Admiten que todos estos nombres interesan, lo que a uno le lleva a pensar que el que vaya a venir podría no salir de esta relación de nombres.

Es cierto que la Real Sociedad ha preguntado por la situación de todos estos jugadores. Lo normal antes de decantarse por un nombre es que se disponga de información detallada acerca de una veintena de jugadores. Sus características, edad, precio, comportamiento fuera del campo... Cuantos más datos se recaben, menos probabilidad habrá de errar en la contratación.

Más sobre la Real

En los días finales de mercado la necesidad aprieta a clubes, jugadores y representantes. Sobre todo a estos dos últimos. La Real Sociedad podría dar por cerrada perfectamente la plantilla con lo que tiene actualmente, pero tiene que estar atenta a lo que suceda en el mercado, tanto en una dirección como en otra.

Esa urgencia por encontrar acomodo a muchos jugadores o por mejorar sus condiciones contractuales provoca que cuando un club como la Real hace un movimiento en el mercado, aunque sea para preguntar por la situación de un futbolista, enseguida tenga trascendencia en los medios más cercanos. Así sube su cotización. Cuantos más clubes pregunten por él, mucho mejor, aunque después del 1 de septiembre las aguas vuelvan a su cauce.

En este momento desde dentro del club se insiste en que no hay negociaciones abiertas con ningún jugador, que no se ha profundizado en las conversaciones con nadie. Queda más de una semana para que se cierre el plazo de fichajes y la Real Sociedad quiere esperar a ver por dónde transcurre el mercado.

Acertar con las características

La primera cuestión es acertar en las características del jugador ofensivo que se quiere incorporar. En el caso de Merino y Theo no había dudas, porque había unanimidad en la necesidad de reforzar el centro del campo y el lateral izquierdo y ambos cumplían con los requisitos que se demandaban. Theo mejoraba lo que había y Merino es un centrocampista diferente que añadía su condición de zurdo, algo que le distinguía de los Illarramendi, Zubeldia, Pardo, Zurutuza y compañía.

El primer diagnóstico que realizó Roberto Olabe sobre la plantilla requería de un atacante rápido que jugase por fuera y pudiese servir también como segundo delantero para partidos de fuera de casa más propicios para correr el contragolpe y jugar al espacio. No había dudas al respecto.

Pero con el devenir de la pretemporada y los partidos amistosos Asier Garitano ha ido teniendo una opinión diferente y ahora ya no ve tan claro que lo que se necesite sea eso. De ahí que la Real Sociedad haya pisado el freno y se haya tomado las cosas con calma, por mucho que en Turquía dieran por cerrado el fichaje de Yusuf Hazici hace dos semanas.

El de Bergara entiende que le vendría bien un atacante rápido y poderoso en el uno contra uno, pero no tiene por qué ser necesariamente un especialista de banda. Puede jugar también por dentro.

En Villarreal se manejó con Willian José de delantero y Oyarzabal de enganche. En el banquillo dejó a Juanmi y Bautista; Agirretxe y Merquelanz se quedaron en casa y Januzaj estaba lesionado. Eso sin que haya venido nadie todavía. Jugadores no le faltan, la cuestión es que quiere un perfil distinto.

Tampoco hay que perder de vista la situación de Agirretxe, que ha tenido que parar de nuevo por unos problemas musculares en el cuádriceps derecho. En los dos últimos años y medio solo ha sido titular en Liga en dos ocasiones, la pasada campaña contra el Levante en Anoeta y en la visita al Málaga. Por eso Garitano no se atrevió a garantizar su presencia en la plantilla cuando se cierre el mercado en la entrevista realizada en estas mismas páginas en Friburgo.

Rodrigo y Willian José

Hay otra circunstancia que también está retrasando la toma de decisión de la Real y tiene que ver con la situación de Willian José. En la planta noble de Anoeta respiraron cuando se cerró el mercado inglés el pasado día 9 porque la principal amenaza para llevarse al brasileño venía de la Premier League, aunque al final nadie presentó una oferta seria que llegase a la mitad de su cláusula de rescisión, que es de 60 millones de euros.

En LaLiga resulta complicado que alguien afronte el pago de esa cantidad a día de hoy, salvo que el Real Madrid mueva ficha e inunde el mercado de millones en los últimos días. Una de las opciones que más fuerza tiene guarda relación con la posible contratación por parte del club blanco del valencianista Rodrigo, que en su día llegó a jugar en el filial madridista. Su cláusula es de 120 millones y si Florentino la paga el Valencia tendría que buscar recambio a su principal referente ofensivo. En esa situación, no sería extraño que el conjunto ché estuviese dispuesto a llevarse a Willian José y dejase a la Real sin delantero con el campeonato empezado.

Todo ello hace que en Anoeta no terminen de decidirse qué paso dar. En la Real Sociedad refieren esperar a ver cómo van los acontecimientos antes de tomar una decisión definitiva, no vaya a ser que la inversión principal no haya que hacerla en el extremo sino en el delantero centro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos