Disfrutar... y ganar

Disfrutar... y ganar
Roberto López Ufarte
ROBERTO LÓPEZ UFARTE

La repercusión del partido contra el Real Madrid no suele tener límites, pero por ello nadie se debe asustar. Cualquier futbolista que se precie habrá soñado más de una vez poder enfrentarse a uno de los clubes más importantes del fútbol mundial. En estos días hay que tener paciencia, sobre todo disfrutar jugando, y no pensar más allá del propio fútbol y escenario. Suele pasar que algunos jugadores se bloquean en este tipo de partidos, se presionan ellos solos y no rinden al nivel esperado. Esperemos que hoy no pase esto.

Imanol se estrenó en la primera vuelta contra el Madrid, en un escenario grandioso. Aquel día se empezó a gestar el buen caminar del técnico oriotarra.

El Madrid ha tenido varios problemas durante la temporada, como el traspaso de Ronaldo, el cansancio postmundial de los jugadores, especialmente de los que han llegado hasta los partidos finales, y cambios de entrenadores.

Zidane quiere y puede enderezar el rumbo de su equipo. El que más me gusta es Benzema, con sus desmarques y dejando buenos balones a jugadores que vienen de cara. Y también el centro del campo, aunque ahora están cansados. Seguro que la Real se va a encontrar con muchas dificultades. Lo que les toca a los nuestros es disfrutar y que cada jugador haga lo que sabe hacer.

La Real está en disposición de tener la pelota y aprovechar el empuje de la afición para ganar el partido. Es una pena que no podamos repetir la misma alineación de los dos últimos choques, porque el equipo nos ha dejado muy buenas impresiones, pero hemos visto esta misma semana dos eliminatorias que parecían sentenciadas, con algunos jugadores no habituales, pero que son de Primera división y compiten al máximo nivel. A esto es lo que llamo tener plantilla, poder competir con jugadores no habituales, pero que resuelven, aparecen en los momentos más críticos y pasan por encima del rival.

Me refiero, obviamente, a lo que ha pasado esta semana con el Liverpool y el Tottenham. Y quiero añadir una cosa. La gente me pregunta si este tipo de eliminatorias que van 3-0 después del primer partido, ya están resueltas, si los jugadores ven imposible levantar un 3-0 y yo siempre digo que no. Les suelo recordar que nosotros perdimos 3-0 contra el Inter, pero nos sentíamos plenamente capaces de remontar en Atocha. Y no remontamos de chiripa, porque ganamos 2-0. Los jugadores nunca se dan por vencidos. A los nuestros hoy les toca disfrutar... y ganar.