Los jugadores de la Real Sociedad celebran el tanto de Isak./alterphotos

Los jugadores de la Real Sociedad celebran el tanto de Isak. / alterphotos

Villarreal - Real Sociedad A Europa, por la puerta grande

La Real Sociedad remonta en el campo del Villarreal y se asegura, a falta de una jornada, la participación en la Europa League por tercer año seguido. Gipuzkoa es feliz

Mikel Madinabeitia
MIKEL MADINABEITIA

La Real se va a Europa por la puerta grande. Por tercer año consecutivo, disputará la Europa League por merecimiento propio. Porque lo ha conseguido tras remontar en el campo de su más inmediato perseguidor. Un Villarreal que hace nada estaba peleando con el Liverpool por un puesto en la final de la Liga de Campeones. Pero la Real hoy ha sido mejor. Ha ganado por 1-2 y acabará el campeonato en la sexta o en la quinta plaza, dependiendo de los resultados de la última jornada.

Ha sido un partido grande, de corte europeo, propio de dos conjuntos que han jugado a cara descubierta, conscientes de lo que había en juego. Porque cuando se lucha por la gloria no hay medias tintas. Se va con todo. Sabiendo que si te entregas arriba, sufrirás de vez en cuando. Porque el rival también juega. Y en este caso, el Villarreal es un adversario formidable, que es feliz en la pradera abierta, atacando con sus puñales.

La Real ha entrado con determinación al campo y tanto Sorloth como Isak han perdonado el primer gol. Especialmente el tanque noruego ha gozado de un mano a mano que no ha sabido culminar ante Rulli pese a que intentar una vaselina que tenía muy buena pinta. Poco a poco, el Villarreal ha despertado y comenzado a correr. Y Unai Emery, el zorro del desierto, un estratega de los banquillos, ha dejado su sello en un córner con una jugada ensayada en la que Coquelin ha abierto la lata.

La Real se ha marchado a vestuarios en desventaja. Pero en el segundo tiempo, con Gorosabel en lugar de Zaldua, ha demostrado que si pelea por Europa no es un equipo cualquiera, no. Con Silva en el terreno de juego puede pasar cualquier cosa. Porque se trata de un prestidigitador con un sinfín de trucos en su chistera. El tanto del empate ha llegado por medio de Isak, que ha culminado en el segundo palo un pase desde la banda derecha de Gorosabel.

Con casi media hora por delante, había todavía tiempo por delante. El VAR ha salvado a la Real de un penalti que el colegiado había pitado, pero tras consultar en la pantalla se ha retractado. Los de Imanol Alguacil han seguido acelerando. Con Silva a los mandos, la Real ha seguido apretando y otra jugada desde la banda derecha ha desembocado en el 1-2. Zubimendi se ha aprovechado de un rebote y ha establecido el gol de la remontada. Era el minuto 73.

A partir de ahí, ha tocado sufrir más por lo apretado del resultado que por otra cosa. Además, el colegiado ha decretado nueve minutos de prolongación. Pero la Real, con Rafael, Januzaj y Portu como refrescos, ha aguantado y se ha marchado feliz. No sólo la Real. Gipuzkoa es feliz.