Real Sociedad

Nueva decepción en Anoeta

Oyarzabal realiza un centro desde la banda ante la oposición de Paulista./Jose Mari López
Oyarzabal realiza un centro desde la banda ante la oposición de Paulista. / Jose Mari López

El cuadro txuri-urdin sigue sin tener una idea clara de qué hacer con el balóny atrás es incapaz de cerrar su portería

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

Esta Real Sociedad no pinta bien. En realidad lleva haciéndolo desde que arrancó la Liga, desde aquella afortunada victoria en Villarreal en la que sumó tres puntos sin proponer nada. Pero bueno, como tampoco quiero amargarles, estén tranquilos, que será cuestión de que este servidor no aprecia bien la realidad. Por eso les voy a dejar aquí un listado de excusas para que digieran mejor el sábado noche y lleguen a la conclusión de que así vamos a algún lado, que de aquí va a surgir un equipo muy competitivo.

La primera son las lesiones, un buen argumento al que agarrarse ante cualquier resultado adverso. Merino ha tenido que abandonar el campo al cuarto de hora y Zaldua en el descanso tras sendos encontronazos con Gabriel y Cheryshev. Es cierto que han trastocado los planes de Garitano pero no sé si tanto como para que la Real Sociedad firme un partido tan pobre.

Tampoco nos ha favorecido la suerte. Willian José ha desaprovechado en el minuto 65 un penalti que hubiera significado el empate y a partir del cual el equipo ha desaparecido del campo. Porque de ahí al final no ha creado ninguna situación de peligro, jugando once contra once y en casa.

El arbitraje no iba a ser el factor que desnivelara la balanza a favor estando de por medio el inefable Gil Manzano, aquel que nos robó el triunfo contra el Barcelona hace dos años al anular un gol legal a Juanmi. El extremeño ha hecho su clásico arbitraje sibilino en el que va mermándote poco a poco sin que se note demasiado. Lato ha tenido más vidas que un gato. Ha debido ser expulsado en el minuto 10 por cortar un ataque prometedor de Zaldua cuando ya tenía amarilla y después en el 65, cuando ha cometido el penalti sobre Pardo. Ha mirado a otro lado y le ha dejado completar el partido entero. A Zubeldia le ha amonestado por sacarle un balón limpio a Guedes. Así una tras otra.

Esta vez ni siquiera podemos apelar a que Rulli estuviera bajo palos, ¿verdad? El culpable de todos los males se ha quedado como pedía la gente en el banquillo, pero la Real Sociedad ha vuelto a perder. Una pena, porque su presencia nos hubiera venido que ni pintada para justificar la derrota.

Así puedo seguir hasta donde quieran con el propósito de que se sientan más reconfortados y crean que de aquí va a surgir algo prometedor. Ya dirán que no me he referido al juego, pero de lo que no hay qué les voy a contar...

Cinco cambios y buen inicio

Garitano ha puesto en liza un buen equipo. Las alineaciones no son el problema, aunque esta vez sí jugaron los mejores. Eso sí, a Navas siempre le cuesta arrancar tras una lesión. La gran novedad ha estado en la portería, donde ha jugado Moyá en detrimento de un desacertado Rulli. Una decisión justificada. Nadie podrá achacar al técnico que no ha confiado en el argentino.

En defensa el único cambio respecto al encuentro ante el Rayo fue la entrada de Navas por Héctor Moreno. En el centro del campo han regresado Illarramendi y Zurutuza en lugar de Pardo y Sangalli, mientras que arriba Willian José ha ocupado el puesto de Bautista.

0 Real Sociedad

Moyá; Zaldua (Sandro, min. 46), Aritz, Navas, Kevin; Illarramendi, Zubeldia, Merino (Rubén Pardo, min. 13), Zurutuza; Willian José, Oyarzabal ( Jon Bautista, min. 76).

1 Valencia

Neto; Rubén Vezo, Paulista, Diakhaby, Lato; Carlos Soler, Parejo, Kondogbia (Coquellin, min 75), Cheryshev (Guedes, min. 65); Batshuayi (Rodrigo, min. 67), Gameiro.

gol
0-1. Min. 35: Gameiro.
árbitro
Gil Manzano (Comité Extremeño). Amonestó a Zubeldia, Sandro, Lato, Cheryshev, Neto, Vezo y Carlos Soler.
incidencias
23.577 espectadores en un mediodía soleado en Anoeta.

Garitano ha puesto en liza a un equipo con cinco centrocampistas para tratar de neutralizar el poderío del Valencia en la zona ancha. Con Zubeldia e Illarramendi en sala de máquinas, Oyarzabal ha jugado por la derecha, Merino a la izquierda y Zurutuza por detrás de Willian José. Los primeros 20 minutos no han sido nada malos. La Real se ha hecho con el balón, lo ha movido con intención y ha lanzado por la derecha a un Zaldua que a punto ha estado de expulsar a Lato en un cuarto de hora. Le ha faltado profundidad, más allá de un disparo lejano de Illarramendi que no ha podido en problemas a Neto, pero ha tratado de cuidar el balón mejor que otras veces.

Sin embargo, ha bastado un remate de Kondobgia rozando el poste para que las dudas bloquearan a los blanquiazules, conscientes de lo mucho que les cuesta generar hacia arriba y la vulnerabilidad de su espalda ante la velocidad de Gameiro. En el minuto 26 le ha sido anulado por fuera de juego un gol al francés, tras servicio de Batshuayi, y las botas han comenzado a pesar lo suyo. Así que a nadie ha extrañado el 0-1 pasada la media hora, porque el partido ha estado para ello. Navas ha entregado un balón a Soler en la salida de balón y el Valencia ha armado un ataque letal. El canterano ha dejado de cara para que la pelota llegara a la banda contraria a Cheryshev tras pasar por Kondogbia y Parejo. Su centro por bajo a la espalda de la defensa lo ha empujado Gameiro en el segundo poste a placer.

Sin capacidad de reacción

Desde el gol del Valencia hasta el final del partido han pasado 55 minutos en los que la Real Sociedad solo ha generado tres ocasiones para marcar. Escaso bagaje. Antes del descanso Aritz ha podido marcar de cabeza a la salida de un córner lanzado por Oyarzabal pero Neto lo ha evitado con una gran parada.

Tras el descanso Garitano ha dado entrada a Sandro por el lesionado Zaldua, lo que ha conllevado un cambio de dibujo y de posiciones para casi todos los jugadores. El cuadro txuri-urdin se ha plantado con un 1-4-4-2 con Aritz de lateral derecho, Zubeldia de central con Navas, Illarramendi y Pardo como pareja de mediocentros, Zurutuza y Oyarzabal en las bandas, pero ya a pierna natural, y Sandro y Willian José arriba. Solo Navas, Kevin, Illarramendi y Willian han seguido en el mismo sitio.

La presencia de Sandro arriba ha dado más mordiente al ataque, no por juego colectivo sino por sus características individuales. En el minuto 49 ha dejado un balón franco a Oyarzabal que este ha desaprovechado con un mal remate. Y después ha llegado el penalti a Pardo tras un excelente caño del riojano a Parejo y pared con Willian José que el brasileño no ha sabido transformar. Ahí se ha acabado el partido.

Aunque quedaba media hora por delante la sensación que se respiraba es que la Real Sociedad perdía por varios goles y que el empate era imposible. Menos mal que el Valencia había tenido un día menos de descanso...

Más Real Sociedad

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos