Victoria ante el R. Madrid

Campanada histórica de la Real en el Bernabéu

Willian José celebra su gol de penalti. /AFP
Willian José celebra su gol de penalti. / AFP

Willian José y Pardo firman los goles de un equipo que recuperó el gusto por el balón y que fue valiente para buscar el segundo gol cuando jugó con uno más

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

Menudo cambio que ha pegado este equipo en dos días. Aquella Real que despidió el año con cuatro derrotas seguidas demostró este domingo todo su potencial con un triunfo histórico en el Bernabéu -solo había ganado tres veces antes, la última hace 15 años- que le sirve para recuperar la confianza perdida y confirmar que sus aspiraciones en la presente temporada siguen intactas a pesar del terreno que lleva perdido.

El milagro se sustentó en la figura de Imanol, el Rey Melchor que todo lo que toca convierte en oro. El año pasado su Real fue la cuarta que más sumó en las nueve últimas jornadas de Liga y ahora se ha estrenado de semejante manera. Y todo con una receta sencilla: dar un buen trato al balón. Los suyos siempre quisieron combinar con la pelota, jugar en corto desde zona de iniciación asumiendo el riesgo de la presión rival y esa insistencia en una misma idea se transformó en una victoria increíble.

La presencia de Illarramendi, Zurutuza y Merino en la zona ancha fue una declaración de intenciones. El fútbol se decide en las áreas pero se determina en el centro del campo. Ahí los tres blanquiazules dieron una lección de juego con una segunda parte soberbia. La jugada del navarro en el penalti del 0-1 y la conducción del mutrikuarra en el segundo tanto demuestra la importante participación de los centrocampistas en el triunfo. Ello sin olvidar a un Rulli que ofreció su mejor versión con varias paradas salvadoras, una defensa firme en la que Aihen pareció todo un veterano y dos puñales por las esquinas como Januzaj y Oyarzabal que no pararon de hacer kilómetros. Esta Real sabía jugar y la llegada de Imanol ha venido a confirmarlo. Ahora queda todo el camino por recorrer.

Con Rulli, Aihen y Merino. Imanol no realizó grandes cambios en su estreno. Teniendo en cuenta que Moyá estaba lesionado y que Theo no podía jugar por contrato, puestos ocupados por Rulli y Aihen, la única novedad reseñable fue que Mikel Merino entró en el centro del campo para formar junto a Illarramendi y Zurutuza y que Oyarzabal pasó a integrar la línea delantera en detrimento de Juanmi, que se quedó en el banquillo. El eibarrés se situó en la banda izquierda con lo que Willian José regresó a su hábitat natural, el del delantero centro.

De esta manera la Real jugó con Rulli en la portería, que no lo había hecho desde el encuentro ante el Rayo el 25 de septiembre. En la defensa el único cambio con respecto al partido del Alavés fue la presencia del debutante Aihen Muñoz. Illarramendi, Zurutuza y Merino jugaron juntos en la zona ancha por primera vez en la presente temporada, mientras que Januzaj, Willian José y Oyarzabal integraron el ataque.

Opinión

Mikel Merino se la guisa y se la come. La cosa no se pudo poner mejor porque para el segundo minuto Merino estuvo atento a robar un balón a Marcelo en el centro del campo. El navarro, que desprende talento a raudales, condujo primero, aceleró después para marcharse de Sergio Ramos y fue derribado por Casemiro dentro del área en un claro penalti que Munuera Montero se atrevió a señalar. Willian José asumió la responsabilidad de lanzarlo. Llevaba sin marcar desde el 25 de septiembre ante el Rayo en Anoeta pero era una ocasión inmejorable para acabar con su sequía. El brasileño lo ejecutó con maestría adelantando a la Real. Verte por delante en una situación así fue fundamental.

0 Real Madrid

Courtois, Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo (Reguilón, min. 77), Modric, Casemiro (Isco, min. 57), Kroos (Ceballos, min. 80), Lucas Vázquez, Benzema y Vinicius.

2 Real Sociedad

Rulli, Aritz (Zaldua, min. 69), Llorente, Héctor Moreno, Aihen Muñoz (Zubeldia, min. 84), Illarramendi, Zurutuza, Januzaj, Merino (Rubén Pardo, min. 73), Oyarzabal y Willian José.

goles
0-1: min. 3, Willian José, de penalti. 0-2: min. 83, Rubén Pardo.
árbitro
Munuera Montero (Andaluz). Tarjetas amarillas a Willian José, Modric e Isco; y a Lucas Vázquez, en dos ocasiones, por lo que fue expulsado en el minuto 61.
incidencias
Partido correspondiente a la 18ª jornada de Liga, disputado en el Santiago Bernabéu. 53.412 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Ángel Luis Heras, directivo del Real Madrid fallecido el pasado 21 de diciembre a los 66 años.

Problemas con Marcelo y Vinicius. Una vez en ventaja, el cuadro txuri-urdin apostó por un repliegue en campo propio con las líneas juntas, ya que tiró la defensiva a 30 metros de Rulli. La intención era limitar el juego interior blanco y buscar algún contragolpe tras recuperación. Ahí faltó confianza y acierto en el pase para hacer más peligro. Un balón de Zurutuza en profundidad a Oyarzabal no pudo ser centrado por el eibarrés. Otro de Januzaj no tuvo precisión cuando no había presión alguna de rival. Merino también buscaba las cosquillas con su buen criterio y pausa con la pelota.

Pero el principal problema no era ofensivo sino defensivo, porque Marcelo y Vinicius traían de cabeza a Januzaj y Aritz, especialmente cuando Benzema se descolgaba para crear superioridades en ese triángulo. Merino trató de pegarse más al lateral brasileño y hasta Zurutuza cayó en alguna ocasión a esa zona para mejorar la situación. Un centro por ese carril casi lo aprovecha Benzema tras adelantarse Vinicius a Llorente dentro del área pequeño. Su remate salió rozando el poste.

Rulli salvó después un mano a mano con Vinicius, que había quitado las pegatinas a Llorente en la carrera. El portero argentino respondería después con otro paradón con la mano derecha a disparo de Modric desde la frontal del área tras un córner ejecutado en córner. Antes del descanso, un centro-chut de Lucas Vázquez acabó en el poste.

Valiente contra diez. La Real nunca especuló con el resultado. De hecho, la primera jugada de la segunda parte lo confirmó con una internada de Oyarzabal que cortó Ramos a córner. El propio Oyarzabal y Januzaj tuvieron el segundo antes de que Lucas Vázquez se fuera a la calle en el minuto 60 por cortar una contra llevada por Merino.

En ese momento la Real se fue al ataque a sentenciar el partido, algo que consiguió por medio de Pardo tras una gran condución de Illarramendi. Es cierto que Rulli estuvo inspirado en dos acciones ante Vinicius y en otro frente a Ramos, pero el triunfo no se podía escapar. Estos tres puntos sirven para mirar al 2019 con otra cara y ser ambiciosos en una temporada en la que queda mucha tela por cortar en Liga y en Copa.

Más