Real Sociedad | Previsibles y demasiado estáticos

Un momento del partido que ha enfrentado a Real y Athletic en Irun./Arizmendi
Un momento del partido que ha enfrentado a Real y Athletic en Irun. / Arizmendi

La Real ofrece poco fútbol ofensivo ante un Athletic que fue mejor y ganó con justicia la Euskal Kopa

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

Quedan dos semanas para que la Real Sociedad arranque la Liga en Villarreal y Garitano tiene trabajo por delante para poner a punto a una Real Sociedad que, de momento, no se sabe por dónde puede salir. Por lo visto hasta ahora parece que se comporta mejor en situaciones de robo y contragolpe, en transiciones ofensivas rápidas, que en ataque posicional, donde bien porque las piernas aún pesan por la carga de trabajo de pretemporada o porque sus jugadores todavía están asimilando sus ideas, lo cierto es que apenas se observan grandes cosas que reseñar.

El Athletic fue justo ganador este sábado de la Euskal Herriko Txapela porque propuso más y jugó mejor. Incluso se puede decir que el resultado resultó lo mejor para una Real Sociedadque fue inferior al cuadro rojiblanco en el centro del campo, al contrario de lo que venía sucediendo en los últimos tiempos. Los de Berizzo, con un estilo de juego muy parecido al de Eusebio de hace dos años, hicieron superioridad en la salida de balón con dos centrales abiertos, Dani García y Unai López brillando en zonas interiores y De Marcos y Yuri abiertos por fuera. El 1-4-4-2 blanquiazul no acertó nunca a contrarrestar esa forma de juego, desde la que Muniain ganó la partida en la zona de Illarramendi para lanzar el último pase con Susaeta como aliado.

0 Real Sociedad

Rulli; Gorosabel Llorente, Zubeldia, Kevi; Sangalli, Merino, Illarramedi; Oyarzabal, Juanmi y Willian José. Jugaron en la segunda mitad Navas, Elustondo, Bautista, Zurutuza, Merquelanza y De la Bella.

1 Athletic

Kepa; De Marcos, Nuñez, Nolaskoain, Yuri; Dani García, Unai López, Muniain, Susaeta; Willians y Aduriz. También jugaron en la segunda mitad Mikel Rico, Córdoba, Yeray, Iturraspe, Raúl García y Balenziaga.

Árbitro
Aitor gorostegi. Amonestó a Illarramendi y a Merino
Goles
0-1: Williams.
Incidencias
Final de la II Euskal Txapela, a la que llegaron ambos equipos en función de los resultados entre los equipos vascos de Primera División la pasada campaña. Gran ambiente en el Stadium Gal de la localidad guipuzcoana de Irun. Se realizó un homenaje a la exhibición de la ikurriña (bandera de Euskadi) exhibida en 1976, cuando estaba todavía prohibida, por ambos equipos en un partido de liga

Lo mejor que se puede decir de la Real Sociedad es que supo mantener el tipo para que el marcador estuviese equilibrado durante el choque. Porque a esa situación de superioridad rival se le añadió las pérdidas que cometió en el pasillo central y que generaron rápidas contras bilbaínas. Una de Juanmi la desvió Gorosabel tras remate de Muniain cuando se mascaba el 0-1. La de Merino en el 46 acabó en la portería de Rulli después de una buena definición de Williams y una tercera de Willian José a punto estuvo de convertirla Aduriz.

Mal a balón parado

Tampoco en el balón parado anduvieron finos los realistas, con dos cabezazos casi consecutivos de Unai Núñez de córner en la primera parte que no entraron de milagro. El primero, porque lo evitó Rulli con una buena intervención.

Las claves

Inferioridad en el centro
l Athletic dominó con autoridad la parcela central, donde Illarra y Merino apenas pudieron brillar
Entregas erróneas
La Real cometió muchas pérdidas en la zona ancha que derivaron en contras como la del gol de Williams

Pero lo más preocupante de la Real Sociedad fue su problema para generar fútbol en ataque con hombres como Illarramendi, Merino, Oyarzabal, Juanmi y Willian José. El dibujo del 1-4-4-2 exige unos automatismos muy aprendidos y sincronización en los movimientos para generar incertidumbre en el adversario, y eso es algo que este sábado no se vio. Quizás tampoco es lo que buscaba el técnico, ya que no hay que olvidar que estamos en periodo de preparación y de pruebas.

Lo que sí parece evidente es que un equipo se forma desde atrás y ahora mismo no sé si alguno de los que jugó de inicio en defensa será titular en Villarreal. Y ojo, que no quiere decir que lo hicieran mal -Gorosabel fue de los mejores-, pero Zaldua es titular, Zubeldia no es central y Kevin tiene mucho que demostrar todavía. Y Navas me parece más solvente que Llorente.

Queda por resolver la duda de la derecha. Sangalli siempre cumple pero me da que ese puesto será de equilibrio y quizás juntar a Zurutuza, Illarramendi y Merino en el centro del campo podría ser una buena solución en muchos partidos. El entrenador de la Real Sociedad tiene mimbres. Ahora queda hacer el cesto.

Opina

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos