Real Sociedad

La Real Sociedad gana al Huesca con nueve

La Real Sociedad gana al Huesca con nueve

Consigue mantener el resultado tras las expulsiones de Juanmi y Theo y hace valer el gol de Mikel Merino, que ha marcado con un gran disparo ajustado al primer toque desde fuera del área

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

La Real Sociedad toma oxígeno con su triunfo en El Alcoraz. Después de haber sumado un punto en los tres partidos anteriores, la de Huesca era una batalla que había ganar. Por lo civil o por lo criminal. Y los de Garitano no fallaron. Gracias a una buena defensa y a un brillante contragolpe que nació en un robo de Theo a Gallar y que fue culminado con exquisitez por Merino, los puntos se vinieron a Gipuzkoa cuando más se necesitaban.

Y como lo sufrido siempre sabe mejor, este fin de semana toca disfrutar a la espera de recibir el martes al Rayo en Anoeta. La historia se complicó por las autoexpulsiones de Juanmi (minuto 71) y Theo (82) que obligaron a los blanquiazules a jugar en clara inferioridad los últimos minutos, pero si algo tiene este equipo es orden defensivo y se vio preparado para aguantar ese envite último. Melero estrelló un balón en la madera y Aritz sacó otro providencial en el segundo poste, pero lo que queda al final es el resultado que, después de disputadas cinco jornadas, coloca a la Real en una buena situación para afrontar los tres próximos partidos antes del parón de octubre.

Illarra al banco y Oyarzabal, capitán. Garitano sorprendió con su alineación al dejar en el banquillo a Illarramendi. Ya le sustituyó durante la segunda parte en Ipurua y contra el Barcelona, y esta vez lo dejó directamente fuera del once. Tampoco fue de la partida Zurutuza, con quien el mutrikuarra formaba hace unos meses una pareja intocable en la medular.

Así las cosas, el cuadro blanquiazul formó en un dibujo 1-4-3-2-1 con Rulli en la portería y los cuatro de siempre en defensa, es decir, Zaldua, Aritz, Héctor Moreno y Theo. Zubeldia se colocó de pivote, con Merino de volante derecho y Pardo, izquierdo. Oyarzabal y Juanmi se situaron en zona de enganche, pero buscando más zonas interiores para liberar los carriles a Zaldua y Theo, con Bautista como referente más adelantado. Se dio la casualidad de que Oyarzabal fue el capitán el día que cumplía su partido número cien en Primera. En estos tres años desde su debut ha conocido a cinco entrenadores: Moyes, Santana, Eusebio, Imanol y Garitano.

La Real sale a proponer. A diferencia de las cuatro primeras jornadas, en las que el cuadro txuri-urdin no prestó demasiada atención al balón, esta vez sí quiso ser protagonista desde el inicio y llevar la iniciativa en el juego. En el descanso su posesión era del 56% y había superado ampliamente en pases a su oponente. No sirvió de mucho porque careció de profundidad, pero al menos sus acciones tenían una intención. Todavía le falta esa pausa necesaria en campo contrario para elegir mejor el último pase, ya que en su obsesión por no sufrir en las transiciones defensivas quiere acertar siempre a la primera, y ese exceso de verticalidad no siempre es bueno.

Sin Illarramendi en el campo, Merino lideró las maniobras en corto en la sala de máquinas y Pardo trató de cruzar algún balón en largo hacia las subidas de Zaldua. En defensa, además, los de Garitano se manifestaron en una altura más elevada que de costumbre, yendo a buscar al Huesca a campo contrario.

El caso es que a la Real Sociedad le costó secuenciar pases entre las distintas líneas, por lo que apenas generó peligro en balón corrido ante un cuadro oscense bien posicionado. Las tres mejores opciones del primer periodo llegaron en estrategia. Dos faltas laterales bien tocadas por Pardo a la espalda de la defensa rival que no encontraron rematador por poco -Merino, Juanmi y Aritz anduvieron cerca- y un saque de meta de Rulli para la peinada de Merino que recogió Oyarzabal y terminó rematando por encima de Werner.

0 Huesca

Werner; Miramón, Pulido (Gürler, min.84) Semedo, Luisinho («Chimy» Ávila, min.79); Gallar, Musto, Melero, Ferreiro; Moi Gómez (Longo, min.68) y «Cucho» Hernández.

1 Real Sociedad

Rulli; Zaldua, Aritz, Héctor Moreno, Theo; Zubeldia; Oyarzábal (Kevin Rodrigues, min.90), Rubén Pardo (Zurutuza, min.74), Juanmi, Merino; y Jon Bautista (Raúl Navas, min.85).

GOL
0-1. min.65. Merino.
ÁRBITRO
Iglesias Villanueva (Comité Técnico Gallego). Expulsó por doble amarilla a Juanmi (min.71) y por roja directa a Theo (min.83). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Luisinho, Longo, Ferreiro y Gallar y al visitante Rubén Pardo.
INCIDENCIAS
Partido correspondiente a la quinta jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio de El Alcoraz de Huesca ante 6.948 espectadores.

A pesar del dominio guipuzcoano la mejor opción fue local en el minuto 25. Cucho Hernández sacó de zona a Héctor Moreno para girar un balón a la derecha a Gallar y este se coló por dentro para disparar desde la frontal del área. El remate tocó en Cucho y salió rozando el poste. Un susto que no descentró a los realistas de su trabajo.

Incisivos al contragolpe. En el arranque de la segunda mitad el Huesca pareció salir con más ímpetu, aunque esa sensación también se acrecentó por el nerviosismo que transmitía Rulli en sus acciones. Sin embargo, la Real tenía las ideas muy claras. Estar bien colocada y tratar de aprovechar algún contragolpe.

En el primero que trenzó en todo el partido casi marca. Se juntaron los buenos en el centro del campo y la cosa cobró sentido. Merino dio un balón limpio para la conducción de Oyarzabal por dentro. Su último pase a Bautista fue medido y el de Errenteria le faltó poco para acertar ante Werner. El línea levantó el banderín por fuera de juego pero el Huesca ya tenía el miedo metido en el cuerpo.

Tanto que poco después una recuperación alta de Theo ante Gallar acabó en el 0-1. El francés avanzó para ceder atrás en la frontal del área a Merino, que con la calidad que tiene la ajustó abajo en el primer poste de Werner. El navarro hizo un partidazo y demostró que los doce millones invertidos en él tienen mucho sentido.

Dos expulsiones innecesarias

Errores de Juanmi y Theo. Quedaba media hora por delante y la Real Sociedad no parecía que estaba vez fuera a hacer concesiones como en Butarque o Ipurua. Se le veía más entera. Pero ahí encontró al enemigo en casa. Juanmi perdió un balón tras fallar en un control. Hizo falta a Melero y se volvió loco. Su autoexpulsión dejó con diez a sus compañeros durante más de veinte minutos. Después el que se cayó con todo el equipo fue Theo Hernández, con su manotazo a Musto antes de lanzar un córner. Menos mal que no estaba el balón en juego, que si no una acción así podía haber sido penalti.

Garitano reaccionó y terminó jugando con Zaldua, Aritz, Navas y Héctor atrás; Merino, Zubeldia y Zurutuza en zona ancha, con Oyarzabal como más adelantado. Los realistas cerraron bien las zonas interiores y aguantaron los envites por arriba. Esta vez la cosa resultó aunque no se debió sufrir tanto.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos