Real Sociedad

Didi Kühbauer: «A mis amigos de Salzburgo les insisto: 'No os fiéis de la Real Sociedad'»

Didi Kühbauer siguió su carrera en Alemania y Austria después de salir de la Real. Hoy es un entrenador en busca de banquillo./
Didi Kühbauer siguió su carrera en Alemania y Austria después de salir de la Real. Hoy es un entrenador en busca de banquillo.

Hoy comentará el partido en la televisión de Austria: «La Real Sociedad deberá tener cuidado con los espacios a su espalda»

ÁLVARO VICENTESAN SEBASTIÁN.

El austriaco Didi Kühbauer (Heiligenkreuz, 1971) pasó tres años en la Real Sociedad. Fue el primer fichaje de Bernd Krauss en 1997. No llegó a triunfar en las temporadas que vistió de txuri-urdin. No llegó con la mejor situación anímica -su mujer murió en septiembre tras siete meses en coma-, sufrió además varias fracturas de clavícula en sus primeros meses y otras lesiones le impidieron después tener continuidad. Su discreto paso por la Real Sociedad se resumió en 56 partidos oficiales y dos goles. Tras colgar las botas hace once años, ha ejercido de entrenador en Austria y hoy es comentarista en la televisión. Esta noche comentará el Salzburgo-Real en la televisión austriaca. Atiende en perfecto castellano.

- ¿Qué intuye que puede pasar esta noche?

- El Salzburgo se trae un resultado muy bueno desde Anoeta, mejor de lo que hubieran pensado, pero no lo va a tener fácil para pasar la eliminatoria porque veo a la Real con chispa y con todas las posibilidades de seguir adelante. Además, la Real juega igual en casa que fuera, no lo hace pensando en los rivales. Es un equipo que siempre tiene la posesión, que cree en su juego. Supongo que el Salzburgo tratará de aprovecharse de la mayor presión que aprieta a la Real antes de empezar la eliminatoria ya que partía como favorita; ahora está entre la espada y la pared. El Salzburgo, ya lo visteis la pasada semana en Anoeta, es un equipo bien trabajado, con chavales jóvenes de calidad. No es el típico equipo austriaco y la Europa League es una competición que se adapta bien a su juego. Además, encaja pocos goles.

- ¿Qué jugador destaca del Salzburgo? ¿Quién puede ser decisivo?

- A mí me gusta Berisha. Es un buen jugador, muy técnico. Parece recuperado de la lesión en la cadera que le impidió jugar en Anoeta. El problema del Salzburgo para este partido es que no puede contar en el centro de la defensa con Caleta-Car y quizás tampoco con Pongracic. Son bajas importantes. Es una incógnita ver cómo pueden responder sus sustitutos. También digo que el Salzburgo no tiene estrellas, es un equipo equilibrado que no depende de jugadores concretos. Seguro que va a plantar batalla. Mira, en los últimos dos años ha perdido a Jonathan Soriano y a Mané, pero sigue siendo igual de competitivo a la hora de medirse a rivales directos como el Sturm Graz o el Rapid de Viena, clubes que tienen muchísima calidad

- ¿El Salzburgo de Anoeta va a cambiar mucho respecto al que veremos esta noche?

- El problema al que se enfrenta el Salzburgo en su campo es que prácticamente todos los rivales que le visitan se encierran en su campo y debe pegarse contra un muro. Al Salzburgo le resulta difícil crear ocasiones. Ante la Real será muy distinto porque está obligada a ir a por el partido y eso permitirá que haya más espacios, lo que favorece al Salzburgo por la velocidad de sus delanteros. La Real deberá tener cuidado con los espacios a su espalda.

Su paso por la Real

Cómo llegó a la Real
Bernd Krauss fue su gran valedor. La Real pagó 100 millones de pesetas al Rapid y lo fichó por tres temporadas. En su primera temporada jugó veinte partidos de Liga y desempeñó un papel significativo en la segunda vuelta. La Real acabó tercera y se clasificó para la Copa de la UEFA. En su segunda temporada, victima de las lesiones, jugó menos y en su tercer año, el cese de Krauss y la llegada de Clemente, que no confiaba en él, le dejaron inédito.

- En Anoeta me gustó cómo se desenvuelve su entrenador, Rose.

- Es un entrenador de presente y de mucho futuro. Muy trabajador, ve el fútbol muy fácil. Tiene muy trabajados sus equipos y es capaz de modificar sus planes en el transcurso de los partidos. Ha conseguido que chavales de la cantera del Salzburgo acaben en el primer equipo después de ganar la Youth League. Aquí está muy bien considerado.

- ¿Ha tenido eco este partido en los medios de comunicación de su país?

- El domingo estuve en Salzburgo y no había mucho ambiente de Europa League. ¿Sabes cuál es el gran problema del Salzburgo? Que tiene un campo increíble pero solo 15.000 espectadores en las gradas. Como mucho. No hay quien lo entienda porque el Salzburgo está jugando muy, muy bien en los tres últimos años. No termina de enganchar a los aficionados. El equipo del país sigue siendo el Rapid de Viena. Eso hace que el Salzburgo no tenga ninguna presión en este partido. Nadie le va a reprochar nada si no supera la eliminatoria, mientras que si la Real no pasa supongo que en San Sebastián habrá polémica.

- Por aquí creemos que hay posibilidades de clasificarse.

- La Real está acostumbrada a jugar partidos de máximo nivel cada semana en la Liga y lo normal es que tenga opciones. Ahora parece que está mejor en defensa y si no encaja, arriba tiene jugadores de mucha calidad que pueden marcar en cualquier momento. Recuerdo que muchos periodistas y amigos en Austria vieron el repaso que le dio el Real Madrid a la Real en el Bernábeu y pensaban que el partido en Anoeta iba a ser muy fácil. Yo ya les decía: 'No os fiéis'. Ahora les repito lo mismo.

- Supongo que ya sabrá que cerca de dos mil seguidores arroparán a la Real.

- No lo sabía, pero no me extraña porque la afición de la Real siempre está cerca del equipo. Esos dos mil seguro que hacen mucho más ruido que los quince mil locales. Me ha llegado que el Salzburgo ha invitado a los aficionados a vestir de rojo en el partido, así que será una bonita guerra en la grada entre aficionados txuri-urdin, ¿se dice así, no?, y los rojos.

- ¿Por qué no triunfó en la Real?

- No fue una buena etapa deportiva pero el recuerdo que tengo es muy bueno. Viví una gran experiencia. La gente me mostró mucho cariño, mucho apoyo en momentos nada fáciles para mí y siempre digo que San Sebastián es una ciudad espectacular. Nunca llegué a jugar como hubiera deseado. Luego, en Alemania, recuperé mi juego.

«La Real está habituada a jugar partidos de máximo nivel como este y ahora le veo con chispa»

«Nunca llegué a jugar en la Real como hubiera deseado, pero mi recuerdo es muy positivo»

- Recuerdo que hubo un día que apareció en moto en Zubieta, cuando los futbolistas tienen prohibido hacerlo.

- Qué locura. Lo pienso ahora...

- Llegó a jugar la UEFA con la Real.

- Nos eliminó el Atlético de Madrid en aquel partido que nunca olvidaré en Madrid. Ganamos fuera al Dynamo de Moscú y al Sparta de Praga.

- ¿Mantiene contacto con alguno de sus excompañeros?

- Hablo con Darko Kovacevic y no hace mucho lo hice con Andoni Imaz. Estaba por Salzburgo y me llamó para que me acercara. Se le olvidaba que estoy a tres horas y media (ríe). No fui. Me gustaría aprovechar esta oportunidad para enviar saludos a Miguel Fuentes y a Loren. Sé que Loren está ahora en Salzburgo y que podría ser una buena ocasión para saludarle en persona, pero yo comentaré el partido en la televisión desde los estudios en Viena. Se dice que si consigues un vasco como amigo, nunca lo perderás. ¿No? Me acuerdo de Sa Pinto, De Pedro, Aranzabal, Cvitanovic...

- ¿Cómo le va en la faceta de comentarista?

- Estoy a gusto, pero quiero entrenar, volver a un banquillo. A mí me gusta pisar el césped. Es mi pasión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos