Borrar
Los jugadores de la Real Sociedad mantean a Illarramendi sobre el césped del Reale Arena. Gorka Estrada

Real Sociedad

Emoción, lágrimas y manteo: así ha sido la despedida a Illarra

Illarramendi ha vivido una jornada intensa en emociones el día que ha anunciado su adiós del club realista

M. Madinabeitia

Miércoles, 24 de mayo 2023, 15:38

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Asier Illarramendi ha recibido este miércoles una despedida a la altura de un jugador de su categoría. El mutrikuarra, leyenda del club txuri-urdin, ha vivido una jornada muy intensa en emociones, porque no es nada fácil decir adiós a una trayectoria de más de quince años en un lugar que ha sido un hogar para él. Una familia. Su casa.

El centrocampista mutrikuarra ha llegado sobre las once y media de la mañana a una sala de prensa que estaba abarrotada. Lo ha hecho acompañado por Jokin Aperribay y se han sentado en primera fila. A continuación, se ha proyectado un vídeo emotivo con varias de los momentos más destacados de su trayectoria, dando especial importancia al título de Copa conquistado ante el Athletic.

Posteriormente ha llegado el turno de un momento difícil. Seguramente uno de los más complicados de toda su carrera. ¿Lanzar un córner? ¿Medirse a un contricante bueno? ¿Tirar un penalti decisivo? No, hablar delante de sus compañeros. Contener la emoción.

Emoción, mucha emoción

Y ahí podemos decir que Illarra, el 'quarterback' de Mutriku, ha sufrido. Porque en dos o tres ocasiones ha tenido que parar. Lleno de emoción. Con las lágrimas empujando por salir. Porque ha hablado de sus compañeros, de sus amigos, de sus entrenadores, de su presidente, de su familia... De muchas cosas.

Al finalizar, el futbolista mutrikuarra ha saltado al césped por, seguramente, penúltima vez en su carrera. Lo ha hecho con la Copa conquistada en Sevilla, se le ha hecho el pasillo, ha posado en la foto de familia con la plantilla y técnicos, y, finalmente, le han manteado varias veces. Como a todo a jugador que abandona un club después de tantos años de esfuerzo, sacrificio, alegrías y alguna que otra decepción. Se va Illarra. Se va un grande de nuestra historia.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios