Segunda B

Derbi para aclarar situaciones

Los unionistas realizaron su último entrenamiento ayer en el Stadium Gal/De la Hera
Los unionistas realizaron su último entrenamiento ayer en el Stadium Gal / De la Hera

Real Unión y Sanse se miden en el Stadium Gal a partir de las cinco

Borja Olazabal
BORJA OLAZABALIrun

Los objetivos del Real Unión y el Sanse, que esta tarde se miden en el Stadium Gal a partir de las cinco, suelen ser bien diferentes. El cuadro irundarra ha oscilado en los últimos años entre la obligación de estar entre los cuatro primeros o el bastarle con lograr la permanencia con tranquilidad. En el filial realista siempre se afirma que la meta es formar jugadores, aunque a nadie le amarga el dulce de verse con los mejores, como sucedió el curso pasado con la clasificación para el playoff.

Esta campaña, tras la disputa de seis jornadas, ninguno está como para echar cohetes. Algo mejor los donostiarras, en la zona media de la tabla con ocho puntos tras conseguir dos victorias, dos empates y perder dos partidos, y en apuros los de Irun, asomados a los puestos de descenso. Y es que los unionistas, con una sola victoria y cuatro encuentros seguidos sin ganar, solo han sumado seis puntos.

La trayectoria de los dos equipos, hasta la semana pasada, estaba siendo similar. Real Unión y Sanse habían conseguido una victoria en las dos primeras jornadas, pero luego estuvieron tres sin ganar. Hace siete días los de Imanol Alguacil consiguieron romper con esa mala racha al ganarle al Calahorra 1-0 en Zubieta, pero los txuribeltz se mantuvieron en su sombrío camino al caer 2-0 en Las Gaunas contra la UD Logroñés.

Nuevos proyectos

Los dos equipos se pueden excusar por su tímido inicio de campeonato porque están afrontando la temporada con dos proyectos renovados. En el caso del Sanse es algo habitual, porque cada año van y vienen jugadores, aunque este curso las bajas que han sufrido los potrillos han sido destacadas con nombres como los de Sangalli, Merquelanz, Sanz o Muguruza. Aun así, Imanol Alguacil se mantiene al mando y el equipo siempre quiere jugar a lo mismo.

Más acusado ha sido el cambio en el Real Unión, con nuevo entrenador en el banquillo. Juan Domínguez está llevando las riendas de un equipo con muchas caras nuevas que todavía no ha conseguido arrancar.

Con todo, el derbi de hoy adquiere especial importancia para ambos equipos por lo que puede suponer de cara al futuro más cercano. El curso se aproxima a su primer cuarto de competición y los equipos empiezan a tomar posiciones en la clasificación. Nadie se quiere quedar atrás y, para ello, hay que sumar.

El Real Unión necesita los tres puntos porque quiere ganar su primer partido en Gal y para escapar de la parte peligrosa de la clasificación. Mismo propósito tendrán los donostiarras, que con tres puntos más podrían acercarse a la zona noble de la tabla. Como siempre en el derbi, duelo sin favoritos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos