Una defensa muy verde

Jorge Sainz
JORGE SAINZ

La Real Sociedad afronta desde hoy su última semana de pretemporada, que se cerrará con dos partidos amistosos, el viernes y el sábado, contra Osasuna y Eibar. Precisamente los rojillos apuntan a ser el próximo destino de Raúl Navas, el central sevillano del que el club quiere desprenderse para aligerar la nómina de centrales. Su salida se sumaría a la del mexicano Héctor Moreno, defensa de dilatada trayectoria, quedando la retaguardia txuri-urdin sin sus dos integrantes más veteranos en las últimas temporadas.

El probable adiós de Navas dejaría como jugadores más experimentados de la zaga a Diego Llorente, que pese a los rumores que le situaban en la Premier League seguirá de momento en la Real, y al siempre cumplidor Aritz Elustondo, un hombre con ADN blanquiazul. El internacional español cumplirá 26 años el próximo día 16 y el beasaindarra tiene 25. A ellos se suman el prometedor Le Normand (22 años) y su compatriota y recién fichado Sagnan (20 primaveras), que en su estreno en pretemporada ha confirmado las dudas suscitadas por su prolongada suplencia del curso pasado en el Lens de Montanier de la Segunda francesa. Está la opción de retrasar al centro de la defensa a Zubeldia (22 años), futbolista que juega bien le pongan donde le pongan y que esta temporada tiene más competencia en el puesto de 'cuatro' con Illarramendi y la llegada de Guevara, otro joven muy pulcro a la hora de jugar el balón. En el ensayo del pasado sábado en Watford, sin ir más lejos, el azkoitiarra fue el más destacado de la zaga y puede ser un buen complemento si hay problemas de sanciones o lesiones atrás.

La salida de Navas, con el que la Real había apalabrado su renovación hasta 2021 en caso de seguir aquí, es un movimiento del club que busca seguir la política de dar paso y responsabilidad a un canterano, en este caso Le Normand, que sorprendió el pasado curso con su buen rendimiento. Pero no deja de ser algo arriesgado porque, más allá de sus 31 años y su última temporada irregular por las lesiones, Navas siempre ha dado un rendimiento óptimo y no está de más algo de veteranía en una zona del campo, la zaga, delicada, en la que esta temporada jugaremos en principio con un portero titular sin experiencia en Primera, y dos laterales zurdos canteranos, a la espera de que se aclare si el club sigue contando con Kevin.

La Real ha construido un equipo más que ilusionante de medio campo para adelante, con una concentración de talento y juventud que no veíamos por estos lares en tiempo. Por eso, para no estropear estos buenos augurios y viendo los problemas defensivos que están lastrando al equipo en pretemporada, la presencia atrás de algún central veterano podría dotar de cierto poso en caso de problemas. Es de suponer que tanto Roberto Olabe como Imanol han tenido en cuenta todos estos factores a la hora de dar luz verde a la salida de un Navas que hasta hace poco parecía imprescindible.