Brais Mendez, ante Osasuna. / AFP

Decíamos ayer...

En el momento más incierto de la Liga, la vuelta tras el Mundial, la Real hizo lo de siempre

Iñaki Izquierdo
IÑAKI IZQUIERDO

Habían pasado 52 días desde el último partido de Liga. Antes de recibir a Osasuna, la Real no jugaba desde el 8 de noviembre (salvo dos entremeses coperos), cuando visitó al Sevilla en el Sánchez Pizjuán. Y el último día de 2022 el pueblo blanquiazul comprobó con alborozo que todo sigue igual: victoria y goles de Sorloth y Brais Méndez.

E

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores