Silva y Aperribay posan con la camiseta que anuncia la renovación del jugador hasta 2023. / RS

Renovación

La magia de David Silva seguirá un año más

La Real y el canario llegan a un acuerdo para prorrogar su vinculación que expiraba este verano hasta junio de 2023

Imanol Troyano
IMANOL TROYANO San Sebastián

La afición de la Real seguirá disfrutando con la magia de David Silva un año más. El canario ha llegado a un acuerdo con el club txuri-urdin para ampliar su contrato una temporada más hasta junio de 2023, tal y como comunicó la entidad blanquiazul en la tarde de ayer. La vinculación del exjugador del Valencia y el Manchester City finalizaba este verano, tras su llegada a Gipuzkoa en verano de 2020. El jugador y Jokin Aperribay estamparon la firma del nuevo acuerdo en el Reale Arena.

Las conversaciones entre el jugador y la entidad blanquiazul para abordar la continuidad del futbolista en la capital guipuzcoana se iniciaron en marzo y se han desarrollado con celeridad. El futbolista tenía mucha ilusión por seguir en la Real y no ha habido ningún problema para llegar a un acuerdo entre ambas partes, según ha podido saber este periódico.

Silva siempre ha valorado de manera muy positiva su estancia en Donostia en las contadas apariciones que ha ofrecido ante los medios. Su familia se encuentra encantada en la capital guipuzcoana, una ciudad muy manejable en la que puede realizar una vida tranquila lejos del acoso que sufren los futbolistas en otros lugares. Ha encontrado un entorno ideal en lo deportivo y en lo personal, por eso no le ha costado demasiado decantarse por seguir en la Real. Este periódico ya informó en noviembre que el deseo de Silva era continuar un año más si le respetaban las lesiones.

Además, no ha surgido ningún inconveniente a la hora de alcanzar un acuerdo económico. La operación ha sido sencilla. Cuando Silva firmó por la Real en agosto de 2020 por dos temporadas, en el trato se incluyó una opción a una tercera campaña. Sin embargo, estas últimas negociaciones entre club y jugador no han transcurrido según los términos acordados entonces. No ha sido necesario.

La Real confía en el estado físico del jugador que el próximo curso cumplirá 37 años. Desde el club están convencidos de que puede seguir rindiendo a buen nivel y Silva es de la misma opinión. Imanol siempre ha insistido en que el canario conoce muy bien su cuerpo y está capacitado para medir los esfuerzos con cabeza.

Silva ha jugado hasta el momento 56 partidos con la camiseta blanquiazul. En la pasada campaña participó en 26 encuentros, mientras que en la presente ya ha superado ese registro y lleva 29 choques disputados. A estas cifras hay que sumar su actuación en la final de Copa. En este tiempo el de Arguineguín ha contabilizado 3 goles. Pero el talento de Silva trasciende de la cuenta de goles y asistencias.

Este periódico ya adelantó en noviembre que la intención de Silva era seguir un año más en la Real

La Real mejora sus números cuando el canario está en el campo. Desde su llegada hace dos temporadas, Silva ha jugado más de medio centenar de partidos -incluida la final de Copa- con la camiseta blanquiazul, con un balance de 30 victorias (53,6%), trece empates (23,2%) y otras trece derrotas (23,2%). Por tanto, la Real puntúa en el 77% de los partidos en los que el canario sale al campo.

Son resultados más positivos que los globales del equipo, que en ese mismo tiempo ha jugado 96 partidos, de los que ha ganado 42 (43,75%), ha empatado 30 (31,25%) y ha perdido 24 (25%). Así, en las dos últimas campañas la Real ha puntuado en el 75% de los partidos. Las cifras muestran que la presencia de Silva genera un porcentaje significativamente mayor de victorias, 14 puntos más (53% frente a 43%).

Referente en el vestuario

No hace falta recordar que Silva es el jugador más veterano en un vestuario plagado de jóvenes valores. La experiencia del canario en múltiples competiciones internacionales -es campeón del Mundo y de Europa con la selección- es un factor determinante en la actual plantilla. Los futbolistas que acaban de dar el salto al primer equipo o que están a punto de darlo están pudiendo crecer de la mano de uno de los futbolistas más importantes del panorama estatal de la última década. Cuando Silva habla en el vestuario, todos escuchan con atención.

David Silva

  • 36 años. Nació en Arguineguín (Las Palmas) el 8/1/1986.

  • Trayectoria. Eibar (04/05), Celta (05/06), Valencia (06/10), City (10/20) y Real (20/22).

  • Palmarés. 1 Mundial, 2 Eurocopas, 4 Premier, 2 FA Cup, 5 Copas de la Liga y 3 Supercopas inglesas, y 2 Copas del Rey.

Como contrapartida, Silva también está pudiendo disfrutar del buen momento que atraviesa la Real en lo deportivo. El centrocampista ha engordado su extenso palmarés con la Copa conquistada el pasado año en La Cartuja ante el Athletic. Un trofeo que no hubiera podido sumar a su lista de no haber irrumpido la crisis sanitaria del coronavirus. Además lleva dos temporadas jugando en Europa y está cerca de disputar una tercera.

«Feliz de seguir un año más»

Una vez sellada su continuidad, Silva declaró a la web del club sentirse «feliz y contento» de seguir un año más en la Real. «Llevo dos años que han sido muy buenos y esperamos acabar este de la misma manera que el pasado con la clasificación a Europa», fueron sus primeras palabras. «El club está creciendo mucho en los últimos años y estar siempre en la pelea por Europa es muy bueno. He sentido el trabajo que hay en el club y coincide con la filosofía de los clubes en los que he estado», reconoció también Silva.

«Mi familia está muy contenta. Cuando salimos por ahí la gente nos respeta muchísimo. En dos años he hecho muchos amigos y eso también me ha ayudado a seguir. Cuando estás a gusto y te tratan como si estuvieras en casa es más fácil», destacó. Por último, el canario apuntó que «tener gente que quiera venir a la Real aportar es bueno para todos».