David Silva mira al cuarto árbitro tras ser expulsado por cuarta vez en su carrera.. / arizmendi

Real Sociedad - Betis

A David Silva le caerían dos partidos por decir «vete a la mierda»

El canario sufrió la cuarta expulsión de su carrera y en caso de que se confirme la sanción se perdería los encuentros ante el Barcelona y Rayo

Beñat Barreto
BEÑAT BARRETO

Justo cuando había alcanzado velocidad de crucero, David Silva tendrá que parar de nuevo, al menos, dos partidos. El canario fue expulsado con roja directa el viernes y se expone a dos partidos de sanción por decirle supuestamente a Díaz de Mera, colegiado del choque de Liga ante el Betis, «vete a la mierda». Es lo que redactó el trencilla en el acta del partido. «Jiménez Silva, David Josué fue expulsado por el siguiente motivo: Dirigirse a mí en los siguientes términos: 'Vete a la mierda'». El canario había sido amonestado dos minutos antes por protestar, mientras que Díaz de Mera no dudó en mandarle a la caseta en el minuto 93. Sufrió la cuarta expulsión de su carrera.

Así las cosas, el centrocampista se expone a una sanción de dos a tres partidos por menosprecio y desconsideración al colegiado, infracción recogida en el artículo 117 del Código Disciplinario de la RFEF. La norma dicta lo siguiente. «Dirigirse a los árbitros, directivos o autoridades deportivas en términos o con actitudes de menosprecio o de desconsideración siempre que la acción no constituya falta más grave, se sancionará con suspensión de dos a tres partidos o por tiempo de hasta un mes».

En caso de que se confirmen los dos partidos de castigo, el mago canario se perdería el importante encuentro el jueves ante el Barcelona en el Reale Arena y la siguiente salida liguera, en este caso a Vallecas para medirse al Rayo Vallecano el próximo domingo.

La Real puede recurrir

Una vez confirmada la sanción, la Real podría recurrir el castigo durante los próximos días. Para que se rebajen o anulen los partidos de sanción el club deberá demostrar que David Silva no dijo «vete a la mierda» o que dicha frase no fuese dirigida al colegiado del encuentro. Algo similar ocurrió en el Elche-Valencia de hace unas semanas. Mojica fue expulsado por decirle supuestamente a Ortíz Arias «hijo de puta» mientras que el club ilicitano demostró con contenido audiovisual que el lateral gritó «me caguen la puta, hombre». El Comité de Apelación decidió retirar los dos encuentros de sanción y el defensa pudo disputar el siguiente partido.