David Silva posa junto a su estatua ubicada en los exteriores del Etihad.

Real Sociedad El día en el que David Silva conoció su estatua

El canario aprovechó la visita de la Real a Mánchester para saludar a sus antiguos compañeros del City

Imanol Troyano
IMANOL TROYANO

David Silva vivió dos días muy especiales la semana pasada en la visita de la Real Sociedad a Mánchester. El jueves conquistó su séptima victoria en Old Trafford y fue uno de los protagonistas del tanto de la victoria al provocar el penalti que a la postre significó el triunfo de los realistas. Un día más tarde le esperaba una sentida excursión.

El canario por fin conoció el viernes la estatua que levantó en su honor el Manchester City el pasado año en los exteriores del Etihad Stadium. El realista aún no había podido acercarse hasta la escultura creada por el artista escocés Andy Scott, por eso no dejó pasar la oportunidad de acudir a los aledaños de su antiguo campo durante la mañana siguiente del encuentro contra el United.

«Tenía ganas de visitarla. La había visto en fotos y vídeos, pero verla así, ha quedado muy guay, es impresionante. Volveré con mi familia», prometió el centrocampista. El realista se fotografió y firmó autógrafos a los aficionados ingleses que paseaban por los alrededores del Etihad en el momento de la visita.

Silva también aprovechó la mañana para saludar a excompañeros como John Stones o a su último entrenador en el conjunto 'citizen', Pep Guardiola, mientras el equipo txuri-urdin se ejercitaba en las instalaciones del City. «Yo creía que no ibas a venir. Ganas en Old Trafford otra vez... Enhorabuena», le comentó el técnico catalán al jugador blanquiazul en el momento del reencuentro.

El de Arguineguín es una leyenda en el Manchester City después de vestir su camiseta durante diez temporadas. Durante ese tiempo disputó 436 partidos y conquistó cuatro Premier Leagues, dos FA Cup, cinco Copas de la Liga y tres Community Shields.