Aquí se cultivó el césped de Anoeta

En la Ribera portuguesa del río Tajo, en las localidades de Benfica do Ribatejo y Santarem, se ha cultivado el nuevo tapiz verde de Anoeta

Ainhoa Múgica
AINHOA MÚGICA

El nuevo césped de Anoeta se ha cultivado con mimo en la ribera portuguesa del río Tajo. Esta zona es conocida por las numerosas extensiones de cultivo de césped natural que, a posteriori, se destinan para usos deportivos como campos de fútbol, golf o hipódromos.

Los terrenos arenosos son los mejores para que el césped natural crezca gracias al buen drenaje de estas tierras, que facilitan la extracción de las raíces de la hierba. Por ello este área de marismas, cercana a Lisboa, se ha convertido en la actualidad en uno de los principales proveedores de hierba para recintos deportivos.

El cultivo de césped natural se distingue a vista de pajaro ya que se siembra formando un área circular. Se realiza de esta forma para facilitar el regadío. Para este tipo de cultivo se utiliza un sistema de riego a base de Pivot. Este tipo de maquinaria permite regar amplias extensiones de terreno sin tocar la superficie. Por lo tanto la forma circular facilita el regadío sin estropear el preciado tapiz verde.

Cuando los tepes están listos se extraen sobre las 2 de la mañana, que según los expertos es la mejor hora para realizar dicha operación. Los tepes se introducen en camiones frigoríficos y recorren los 867 kilómetros que separan San Sebastián de la localidad portuguesa de Benfica do Ribatejo.

Esta tarde, si la lluvia no obstaculiza los trabajos en el nuevo Anoeta, estará finalizada la instalación de las placas de hierba y el estadio que acogerá los partidos de la Real Sociedad mostrará una imagen ya cercana a cómo quedará una vez finalizadas las obras.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos