Oyarzabal se lamenta tras del penalti fallado frente al Sevilla en Anoeta. /José Mari López

Oyarzabal se lamenta tras del penalti fallado frente al Sevilla en Anoeta. / José Mari López

Liga Santander

Bono agua la fiesta a los 23.757 realzales

Los txuri-urdin merecieron más ante un Sevilla que solo creó peligro al final del partido. El portero del Sevilla le paró un penalti a Oyarzabal en una primera parte en la que Isak se marchó lesionado. La Real acabo con un once repleto de jóvenes.

Xabier De la Linde
XABIER DE LA LINDE

(AVANCE)

La Real Sociedad no pudo pasar del empate (0-0) ante Sevilla delante 23.757 realzales. Bono detuvo un penalti a Oyarzabal a la media hora de juego y Sorloth cumplió con nota en su estreno como titular. El aspecto negativo del día lo puso Isak, que se marchó lesionado antes del descanso.

Antes las bajas que dejó el partido ante el PSV, Imanol movió el banquillo para dar entrada a Sorloth, Portu y Gorosabel. El noruego, precisamente, fue uno de los protagonistas de la primera parte tras intentar varias internadas en el áreas rival.

El partido, no obstante, no se animó hasta la media hora de juego, cuando Diego Carlos tocó el balón con la mano y Matheu pitó penalti tras consultar con el VAR. Oyarzabal no estuvo acertado esta vez y Bono sacó el tiro centrado del capitán realista con los pies.

A pesar del fallo, la Real no se vino atrás y siguió buscando la meta rival. Isak, en un tiro desde dentro del área, a punto estuvo de marcar el primero, pero Bono sacó una buena mano. El delantero sueco tuvo que ser sustitudo tras la ocasión por Januzaj tras un mal apoyo en el tiro.

Tras el descanso, ninguno de los equipos pudo hacer su juego. Lobete entró por un Oyarzabal fatigado, mientras que el Sevilla creaba más peligro que en la primera mitad. Imanol introdujo un triple cambio en el 75' para dar un aire nuevo al equipo, pero apenas hubo ocasiones hasta los últimos diez minutos.

Remiro desvió un tiro de Rafa Mir que iba adentro y ya en el descuento Zubimendi a punto estuvo de dar la victoria a la Real con un cabezazo que se marchó por encima de la portería Bono.