Pacheco, ayer en el vuelo de vuelta de Inglaterra. / MORQUECHO

Jon Pacheco «Cristiano es muy competitivo y alguna tenía que rascarle»

El central de Elizondo se consagró en Old Trafford con su marcaje a uno de los dos mejores futbolistas de este siglo

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

Es complicado elegir a un realista entre todos los que brillaron en Old Trafford, pero seguro que Jon Pacheco (Elizondo, 2001) estaría muy arriba en la lista de favoritos. El navarro cuajó un partido impecable y secó a Cristiano Ronaldo. Reconoce que fue una sorpresa salir de titular, pero salió decidido a dar lo mejor de sí.

-¿Cómo se entera de que va a jugar?

– Imanol nos da la charla en el hotel. Nos pone un vídeo de análisis del rival y me entero ahí. Vi mi nombre en la fotografía en la que estaba la alineación y así supe que jugaba.

-¿Y qué fue lo primero que se le pasó por la cabeza?

– Al principio pensé que menudo partido que me había tocado: jugar en Old Trafford. No era uno cualquiera. Era el sueño de todo jugador. Me quedé sorprendido pero enseguida empiezas a pensar en lo que tienes que hacer y lo afrontas como uno más.

-¿Qué consejo le dio Imanol?

– No me dijo nada especial. Que estuviese tranquilo y las pautas que da a los demás jugadores, como ser competitivos y ganadores en los duelos.

– ¿Algún veterano que le echara una mano antes del partido?

– Silva se sienta al lado en el vestuario, porque yo llevo el dorsal 20 y él, el 21. Me dijo que teníamos que estar tranquilos y debíamos tener el balón para hacerles correr. Tenerle ahí sentado con tantas victorias en Old Trafford daba mucha tranquilidad.

– Me decía antes que se entera de que juega en Old Trafford el mismo día del partido. ¿A quién avisó el primero?

– A mis aitas y a mi hermana. Se alegraron mucho.

«Tener sentado a Silva en el vestuario al lado, con tantas victorias que tiene en Old Trafford, daba mucha tranquilidad»

– ¿Hubo alguien de su familia en el estadio?

– No vino nadie. Igual no se esperaban que jugase y lo dejaron para otra ocasión, porque suelen ir a bastantes partidos. Mi madre estuvo en Elche, por ejemplo, y me vio jugar un rato. Si llegan a saber que soy titular seguro que habrían hecho un esfuerzo.

– A pesar de ser navarros veo que su familia es muy de la Real...

– De los dos equipos. A Osasuna también le tenemos mucho cariño, pero ahora no hay dudas.

– ¿Nunca vistió de rojillo antes de ingresar en Zubieta?

– Que va. No sé si después de fichar por la Real se interesaron por mí, pero nunca he jugado en Osasuna.

– Después de jugar un partido como ese, ¿de quién se acordó?

– De mi familia y de mis amigos. Cuando llegué al vestuario y encendí el móvil tenía un montón de WhatsApps de felicitación.

– Remiro, Pacheco, Aihen, Merino... Hay un buen número de navarros en la Real, ¿no?

– Los navarros tenemos mucho nervio y esa mezcla nos viene muy bien, aunque mi aita me dice que llevo tanto tiempo en Donostia que ya parezco guipuzcoano.

– ¿Qué hizo con las dos camisetas del partido?

– Una me la quedé para ponerla en casa y la otra la cambié con Varane.

– Pensaba que después del duelo que mantuvo con Cristiano se llevaría la suya...

– No. Alguno anduvo más rápido y se la pidió antes, al terminar el partido, así que yo fui a por la de Varane, que tampoco está mal. Es central como yo, ha ganado varias Champions y un Mundial y es un jugadorazo.

– ¿Cómo fue marcar a Cristiano?

– Cuando te dicen que vas a marcarle te impresiona pero luego en el campo es un jugador más. Estás mentalizado en tu trabajo y no te fijas en si es Cristiano o no.

– Cuando solo tenía un año, él ya había debutado en Champions con el Sporting Portugal. ¿Qué le dice el dato?

– Pues que ha pasado mucho tiempo. Yo no le recuerdo de verle en el Manchester, sino en el Real Madrid y ha sido junto a Messi el mejor jugador del mundo. Es curioso que ahora me enfrente en el campo a jugadores a los que hasta hace nada veía por televisión.

– Fue un duelo en el que saltaron chispas.

– Yo le di en una y él me dio en otra, en la que voy al suelo y deja un poco el pie. Así que acabamos empatados. Es un jugador muy competitivo y yo, siendo central, alguna tengo que rascar.

– Menos mal que le anularon el gol que metió.

– Sí, porque era un golazo. Imprime mucha fuerza con el cuello a esos remates. Creo que hicimos un buen trabajo defensivo que provocó que ellos no tuviesen muchas ocasiones de gol.

– ¿Intercambió alguna palabra con él?

– No. En esa acción en la que me dejó la pierna me chocó la mano para pedirme perdón y ya está.

«Me quedé con una camiseta y la otra la cambié con Varane, alguno fue más rápido y cogió la de Cristiano»

– Llevaba seis meses sin ser titular en partido oficial y no acusó la inactividad

– Entrenamos muy duro y en pretemporada también había jugado, así que no noté esa inactividad porque cuando nos toca jugar llegamos todos bien preparados. Se ha visto en este partido. El trabajo que hicimos fue espectacular y eso ayuda a que el rendimiento colectivo sea mejor.

– La pasada campaña solo jugó seis partidos de titular, cuatro con la Real y dos en el Sanse. ¿Sabe a poco?

– Era mi primer año y aún tengo muchas cosas que aprender. Los entrenamientos son muy exigentes. Imanol nos mete mucha caña y luego cuando nos toca jugar lo notamos positivamente. Te ves bien físicamente y eso se traduce en rendimiento.

– Antes se decía que para que los jóvenes evolucionasen necesitaban jugar pero ahora ya no es así. No por no jugar están perdiendo el tiempo, ¿no?

– Hasta el año pasado yo siempre lo había jugado todo desde que entré en la Real. Me tocó hacerlo menos y valoras lo que significa jugar y el esfuerzo que hay que hacer para conseguirlo.

– Físicamente se ve que ha dado un salto importante, con más músculo.

– Cada año vas creciendo y ganando fuerza, y eso se nota. También trabajamos mucho en Zubieta en el gimnasio. Poco a poco te vas formando también en lo físico. Soy central y sé que para jugar en la élite hay que ser muy fuerte. He crecido y todavía tengo que seguir creciendo mucho en los próximos años.

– ¿Ha ganado mucho peso?

– Ahora estoy en 78 kilos. Habré ganado unos dos kilos en el último año.

– ¿Qué objetivo se marca para esta temporada?

– Seguir trabajando en los entrenamientos para que lleguen oportunidades como las de Old Trafford. Suena a tópico pero es lo que hay.

– Es que ya es mala suerte que el central izquierdo titular sea Le Normand...

– No solo Robin. Aritz y Zubeldia me parecen dos grandes centrales que hacen que jugar en la Real sea muy complicado.