Real Sociedad

Crecer sin dejar de competir

Preparados. Juanmi es presionado por Illarramendi y Zurutuza con Héctor Moreno a su espalda en Zubieta./UNANUE
Preparados. Juanmi es presionado por Illarramendi y Zurutuza con Héctor Moreno a su espalda en Zubieta. / UNANUE

La Real Sociedad necesita abstraerse de lo mucho vivido esta semana para ser competitiva hoy ante el Eibar (22.00 horas)

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

Queda tanto campeonato por delante y en la Real Sociedad han pasado tantas cosas en tan poco tiempo desde el último partido en Leganés que cuesta centrarse en el partido de hoy en Ipurua. Esta semana ha sido un viaje en la montaña rusa, de susto en susto. Primero, la lesión de Llorente, luego la salida de De la Bella y la despedida de Agirretxe, y, por último, ver que Sandro disputaba 86 minutos la víspera de recalar en la Real. Por si no tuviéramos bastante, la Real Sociedad vuelve a jugar el viernes por la noche. Así no hay quien se centre.

Lo único positivo es que ni usted ni yo somos los elegidos para salir hoy al césped de Ipurua a defender la camiseta de la Real Sociedad; son once jugadores (más tres cambios) los que tienen ese privilegio y los que tienen que ser capaces de abstraerse de todo lo que ha ocurrido esta semana para otorgar a la Real los puntos que permitirían calificar de notable alto este arranque de Liga tan atípico con tres partidos seguidos a domicilio tras la victoria en Villarreal y el empate en Leganés. El objetivo es que el equipo vaya creciendo, encontrando sus automatismos y sus referencias, sin dejar de competir.

Más

. Garitano ofrecerá la convocatoria este mediodía cuando concluya la sesión de activación a la que ha citado a sus jugadores esta mañana en Zubieta. Sabe que no podrá contar con Januzaj porque sigue sin ejercitarse con el grupo y, salvo sorpresa, tampoco parece que Merino vaya a entrar en la convocatoria porque unas molestias en la zona cervical le han impedido seguir el ritmo de sus compañeros esta semana y ayer no se entrenó. El que sí podría entrar en la lista es Moyá porque ayer sí se ejercitó con normalidad. El resto de jugadores, incluido Navas, están a disposición de Garitano. Rulli seguiría bajo palos; en los laterales se situarían Zaldua y Theo, y en el centro de la zaga Aritz ocuparía el sitio del lesionado Llorente con Héctor Moreno por la izquierda. En el centro del campo Illarramendi es fijo y Zubeldia parece que también, sin descartar la posibilidad de Zurutuza. La duda estriba en saber si Garitano va a dar la oportunidad a Sangalli por la derecha. Se ha entrenado esta semana en esa posición e Ipurua puede ser un escenario en el que su capacidad física le puede venir bien a la Real. Arriba Oyarzabal y Willian José son fijos y es fácil que Juanmi sea el otro delantero.

Candar la portería. Los precedentes no respaldan a la Real en Ipurua porque no ha conseguido ganar en ninguna de sus cuatro visitas en Primera. Si quiere tener alguna opción de hacerlo parece evidente que tendrá que ser capaz de candar su portería. Un equipo con Illarramendi, Zubeldia, Merino, Zurutuza, Oyarzabal, Januzaj, Juanmi o Willian José no va a tener problemas para crear juego y hace; falta ser más sólidos. Da igual el porcentaje de posesión del balón, la velocidad a la que lo circules y las ocasiones que hagas, porque como atrás concedas más de la cuenta, estás perdido. Y en Ipurua cualquier opción de sumar pasa por defender juntos y ayudar al compañero. En Eibar se llega tan rápido de un área a otra que cualquier pérdida en ataque se convierte en una ocasión del rival a nada que el equipo no esté bien posicionado y deje la espalda descubierta. La Real hoy no puede regalar.

Cuidado con el Eibar. El dinamismo azulgrana, su voluntad y su presencia física están asegurados en Eibar por más que todavía no sepa lo que es sumar esta temporada. El Eibar va a apretar, apretar y apretar sobre la salida del balón de la Real para tratar de enloquecer el partido. Es como más cómodo se encuentra y como más incómoda se siente la Real cada vez que ha visitado Ipurua. Adivinar las intenciones de Mendilibar resulta complicado, teniendo en cuenta que Bigas, Cardona o Sergio Álvarez llaman a la puerta. El centro del campo parece inamovible con Diop y Escalante. El posible regreso de Orellana puede ser la mejor noticia en el ataque para el Eibar, que jugará probablemente con Hervías en el otro ala y con Enrich y Charles en punta, ya que Kike García sufre una rotura de fibras y será baja durante las próximas tres semanas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos