La copa, para tomar impulso

La Real se mete en octavos de final tras sentenciar la eliminatoria en los primeros minutos

Vídeo: Las mejores jugadas del Real Sociedad - Celta.
Pedro Soroeta
PEDRO SOROETA

Quizá la Real Sociedad haya hecho lo más complicado, romper su maleficio con la Copa. Dos golazos de los de verdad en la primera parte bastaron para liquidar al Celta y meterse en octavos. Puede parecer poco pero, viniendo de donde venimos en esta competición, no está mal. El once de Garitano mostró una enorme pegada en la primera parte de un encuentro que, tras el empate de Balaídos, no se le debía escapar. Es el fútbol. En el Villamarín tres días antes, los blanquiazules tuvieron ocasiones de todos los colores para marcar. No lo hicieron. Ayer bastaron dos jugadas en las que los caminos hacia el gol no estaban tan claros para tomar una ventaja que iba a resultar definitiva en la eliminatoria. Luego, en la segunda parte y de nuevo tras el cambio de Zurutuza, tocó sufrir lo justo porque un gol del Celta hubiera abierto de nuevo la eliminatoria. Pero lo importante es que la Real está en octavos y eso le debe servir de impulso, no solo para esta competición, sino también para la Liga, que a fin de cuentas es el pan y mantequilla de cada día.

Trece días decisivos

Tres partidos les restan a los blanquiazules en este 2018, dos en casa contra Valladolid (el domingo) y Alavés (día 21), con la visita a Getafe (15) entre medias. Tres rivales que no son mejores que la Real, pero a los que no resultará sencillo ganarles. Con la clasificación en la mano, los realistas tienen ante sí una gran oportunidad de cerrar el año con la ilusión por bandera. Ya saben, todos lo sabemos, que a la Real Sociedad le cuesta una barbaridad dar ese salto de calidad en la clasificación. Cada vez que tiene ante sí la opción de ganar y situarse en la parte noble, acostumbra, por unas causas u otras, a fallar. Lo intentaron el domingo en el Villamarín, y bien que lo merecieron, pero no se logró. Quizá ha llegado el momento.

El juego de los blanquiazules cada vez se asemeja más al que busca su entrenador. Sigo convencido, como ya les he dicho en más de una ocasión, de que esta Real tiene una gran plantilla y debe convencerse de ello. Y también confío en Garitano, un entrenador que si algo bueno tiene es que ha llegado a lo más alto empezando desde abajo. Eso no se consigue por casualidad. Entiendo, de todas formas, que también el técnico necesitaba su tiempo para ir haciéndose a la Real, a sus jugadores. Poco a poco todos se conocen mejor, poco a poco la enfermería se vacía, aunque no tanto como nos gustaría, y eso se tiene que notar para bien.

Bueno sería que hoy mismo el vestuario se conjurara para hacer un último gran esfuerzo en estos tres partidos. Si lo hace cuando las cosas van mal, no sé por qué no lo puede hacer cuando tiene ante sí una muy buena oportunidad. Ya sé. Primero, Valladolid. Luego, Getafe. Y más tarde, Alavés. Pero no puedo evitar pensar de forma más global y concluir que ese salto tan importante está en esos nueve puntos que nos esperan en la recta final del año. Acabarlo metidos en octavos de final de Copa y en los puestos calientes de la clasificación, llenaría Anoeta de ilusión para el Año Nuevo.

Los datos

La clave del partido
La Real salvó la primera presión del Celta para encontrar huecos antes del descanso
Lo peor
El estado del césped de Anoeta, que está mal y peligroso después del partido de rugby
El dato
La Real terminó con Le Normand y Aritz de centrales tras la lesión de Héctor Moreno

Más noticias

 

Fotos

Vídeos