El club ha vivido hasta ahora dos estrenos y los dos fueron empate

Los más jóvenes vivirán mañana por primera vez el estreno del Reale Arena y experimentará la ilusión del primer día, como cuando das las primeras patadas al balón recién comprado o las primeras pedaladas a la nueva bici, pero los que tienen más años ya tuvieron esa sensación el 12 de septiembre de 1993. Si ahora el aficionado verá el acercamiento al césped y a los jugadores, por aquel entonces los realistas vieron cómo los protagonistas y el balón se empequeñecían al tener las pistas de atletismo de por medio. Aquella Real empató a dos contra el Zaragoza en la inauguración del recinto donostiarra.

En el anterior estreno, en el de Atocha, la Real tampoco pudo ganar. El 5 de octubre de 1913 los donostiarras empataron a tres goles con el Athletic con dos tantos de Sydler y uno de Saturnino. Fue un gran acontecimiento social en la ciudad, igual que el que se espera mañana.