Roberto Olado, durante una charla en el Reale Arena / arizmendi

Real Sociedad El club está preparado en caso de que se produzcan marchas no deseadas

La dirección deportiva no espera que ningún jugador importante deje la Real este verano, pero por si acaso ya maneja alternativas de garantías

Imanol Troyano
IMANOL TROYANO

Jokin Aperribay fue muy contundente en la presentación de Brais Méndez al asegurar que el club no tiene ninguna intención de dejar escapar a ningún jugador importante de la plantilla. «Los clubes saben que nosotros no queremos vender y nuestra intención va a ser no vender a ninguno de esos jugadores que tienes en la cabeza o que otros clubes están llamando para que puedan salir», afirmó.

La postura de la Real Sociedad es clara, pese a que el propio mandatario txuri-urdin reconociese que existían llamadas preguntando por la situación de algún miembro destacado de la plantilla.

Los jugadores más importantes se encuentran bien protegidos y la entidad txuri-urdin no se ve en la necesidad de desprenderse de ninguno de ellos ya que goza de buena salud económica. No hay más que comprobar que es uno de los equipos que más ha invertido hasta el momento con las contrataciones de Mohamed-Ali Cho, Brais Méndez y Take Kubo.

Merino, Zubimendi, Isak, Le Normand, Oyarzabal... son los nombres de los realistas que suelen ser objeto de deseo de los grandes clubes europeos de manera recurrente, pero la Real no contempla que ninguno de ellos abandone la disciplina guipuzcoana. De hecho, se encuentra inmersa en las conversaciones de renovación de varios de ellos.

Lo cierto es que el mercado no se cierra hasta el 1 de septiembre a las 23.59 horas y no se puede saber a ciencia cierta lo que puede pasar hasta entonces. Todavía resta algo más de un mes y nadie puede descartar que un club de gran peso se presente con la cláusula de un realista y se lo lleve. La entidad txuri-urdin, sin embargo, estaría capacitada para responder a cualquier revés, ya que ha explorado diferentes alternativas de garantías, que desearía, eso sí, no activar en última instancia.