Una cita en Itziar, lugar de grato recuerdo para Aperribay

Las circunstancias obligaron a que el encuentro se 'jugara' al revés, en territorio del equipo visitante hoy. En Itziar, donde Aperribay, nacido en Deba, ha disfrutado «mucho». La tarde de la cita invitaba al recogimiento: luz tenue, temperatura fresca para ser agosto, el Andutz cubierto por una espesa niebla, la inmensidad del Cantábrico más allá de la autopista que une Bizkaia y Gipuzkoa, y de fondo, el pausado tañer de las campanas del Santuario de Nuestra Señora de Itziar. Agustín Salegi, propietario del restaurante del mismo nombre, ejerció de anfitrión. Hace unos días, según confesó, el aita del presidente de la Real había almorzado en su casa. En agradecimiento a su acogida, recibió las camisetas de regalo.