Piqué porta la botellita. / Arizmendi

Real Sociedad El cierre de la grada Zabaleta, una posibilidad real

El acta arbitral del partido ante el Barcelona recoge el lanzamiento de una botella de vidrio al césped de Anoeta con el juego detenido

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE San Sebastián

La posibilidad de cierre de la grada Aitor Zabaleta es real, según ha podido saber este periódico. El Comité Antiviolencia está sobreaviso ante los «reiterados» incidentes que se están produciendo en el estadio de Anoeta esta temporada, el último el jueves con el lanzamiento de objetos sobre el terreno de juego en el transcurso del partido ante el Barcelona.

El acta arbitral así lo refleja. Apunta que en el «minuto 47, con el juego detenido, se lanzó una botella de vidrio de 5cl, vacía, desde la grada ubicada detrás de la portería que en ese momento defendía el FC Barcelona», haciendo referencia a la grada Aitor Zabaleta.

El frasco no llegó a impactar en ningún jugador y fue rápidamente retirado por el árbitro Del Cerro Grande antes de retomar el juego. Aun así, el colegiado tuvo que advertir al cuarto árbitro y pidió al delegado que se reclamara por megafonía el cese de lanzamientos al terreno juego.

Este incidente se suma a los insultos que por momentos se profirieron hacia los jugadores del Barcelona, en especial sobre Piqué.

El problema es que no es la primera vez que ocurre. En el anterior partido ante el Betis se repitieron los cánticos y los insultos con los exrealistas Juanmi, Willian José, Canales y Bravo como protagonistas, y la petición reiterada del cese de los mismos por megafonía lo impidió. También se dio ante el Athletic con insultos a Iñigo Martínez.

En la Real están preocupados porque saben que el foco se ha puesto en Anoeta. No hace tanto el Comité Antiviolencia ya emitió una propuesta de sanción a la entidad txuri-urdin por la que había resuelto cerrar por un partido un tercio de la grada de animación Aitor Zabaleta por los «reiterados» insultos al equipo rival. Al final, el recurso del club hizo que todo se quedara en una multa. Ante el Villarreal, el árbitro recogió en su acta el lanzamiento de una botella. Aquel autor, un menor de edad, fue identificado.

Antiviolencia ya emitió una propuesta de sanción a la Real por la que había resuelto cerrar un tercio de la grada en un partido

Pero es que la cosa no queda ahí porque en las últimas semanas a lo que ocurre dentro del estadio se suman los incidentes que se están produciendo en los exteriores. Todos dejan en mala posición a la Real.

La eliminación del Atlético de Madrid ante la Real dejó incidentes previos en la llegada del equipo rojiblanco al Reale Arena. Imágenes que dieron la vuelta al mundo.

La semana pasada, otro tanto. Radicales, que estuvieron en el partido de Salzburgo algunos de ellos en 2018, agredieron a aficionados del Betis cuando estos se encontraban en la terraza de un bar de Amara próximo al estadio. Ese día fueron detenidas dos personas, ambos de la peña Iraultza que anima al Alavés, y ambas están ya en libertad. Como consecuencia de estos altercados, varios vehículos estacionados en la zona quedaron afectados.