Nuevo Anoeta

Ventiladores gigantes para mimar el césped de Anoeta

Uno de los ventiladores gigantes que regularán la temperatura del césped de Anoeta. /DV
Uno de los ventiladores gigantes que regularán la temperatura del césped de Anoeta. / DV

La Real Sociedad instala seis grandes aparatos para rebajar la temperatura dentro de Anoeta y así proteger la hierba del calor durante verano

Ainhoa Múgica
AINHOA MÚGICA

La falta de movimiento del aire es uno de los principales problemas de los nuevos campos de fútbol. Esto se debe a su arquitectura cerrada imitando los estadios de la 'Premier League'. El de la Real Sociedad no es una excepción.

El césped de Anoeta sufre con las altas temperaturas. La instalación de las cerchas, la eliminación de las pistas de atletismo, la construcción de los nuevos fondos más altos que los antiguos... ha provocado que el aire no circule en el interior de Anoeta. La falta de corrientes de aire dentro del estadio ocasiona que haga más calor.

La Real Sociedad ha decidido poner remedio a esta contrariedad con la compra de seis grandes ventiladores que ya están en funcionamiento. Estos dispositivos se denominan 'Sistemas de Refrigeración SGL Grass'. La multinacional holandesa 'Stadium Grow Lighting' es el fabricante de estos sistemas de refrigeración, y son los mismos que producen las grandes lámparas que dan luz artificial al césped de Anoeta.

El estrés de las plantas

El nuevo sistema, el de la refrigeración de la hierba, ofrece la posibilidad de ventilar y enfriar su superficie de juego. «El 'TC50' está especialmente diseñado para evitar el estrés de la planta durante el verano al enfriar la superficie de juego con la combinación de un ventilador y un mecanismo de enfriamiento», explican en la web de la multinacional holandesa. Este dispositivo funciona; consigue rebajar la temperatura ambiente entre 5 y 7 grados.

Este ventilador funciona a través del principio de enfriamiento evaporativo que consigue enfriar el aire vaporizando el ambiente. Antes de que el agua toque la superficie, se aparta el aire caliente de encima del césped y queda así uno más fresco. Un método muy similar al que podemos encontrar en cualquier terraza de un bar o restaurante de una localidad con un clima caluroso.

El viento reduce la temperatura de la superficie, proporciona la eliminación de rocío más rápido y disminuye las posibilidades de hongos y enfermedades.

La falta de movimiento del aire es un problema común en los estadios de nueva construcción como Anoeta o San Mamés. Estos grandes ventiladores también se instalan durante el verano en otros estadios de fútbol estatales e internacionales como el Santiago Bernabéu o el Nou Camp. En la 'Premier League', por supuesto, también se emplean.

Conseguir que Anoeta sea una bombonera requiere de mimos.

Más