Real Sociedad

Tan cerca.. y tan lejos...

Kevin trata de ganar el balón para progresar por su banda izquierda ante la oposición de Vezo ayer en Anoeta./j.m. lópez
Kevin trata de ganar el balón para progresar por su banda izquierda ante la oposición de Vezo ayer en Anoeta. / j.m. lópez

La Real casi empata con el Valencia en otro partido que #no debió perder, pero que perdió

Pedro Soroeta
PEDRO SOROETA

Qué quieren que les diga. A mí esta Real me transmite sensaciones encontradas. No termino de cogerle su realidad. Ayer contra el Valencia no mereció perder, pero perdió. Nada nuevo. Porque en Villarreal seguramente no mereció ganar. Y ganó. Y en Leganés no debió empatar. Pero empató. Y en Eibar no hizo deméritos para perder. Pero perdió. Y contra el Barcelona debió sumar. Pero no sumó. Y contra el Rayo regaló dos puntos. Y ayer contra el Valencia... Ayer la derrota fue completamente injusta, pero a esta Real los errores propios le están costando muchos puntos. Y lo que le llevó hasta la derrota fueron sus propios fallos y los ajenos también. Fallos groseros, errores que en esta competición de tan alto nivel no se deben cometer. Ayer erró la Real en el gol que encajó. Erró en el penalti que no transformó. Y erró el colegiado, de nuevo perjudicando a los blanquiazules, como no podía ser de otra manera.

Con todo en contra...

Si empezamos por todo lo que salió mal, debemos reconocer que a Garitano y los suyos alguien les ha mirado mal. Porque todo lo que les puede salir mal, les sale peor. No es normal que Januzaj, Sandro, Willian, Llorente, Navas, Zaldua, Merino... se hayan lesionado en estos primeros siete partidos, alguno de gravedad. Y no es normal, que los colegiados hayan penalizado tanto a los realistas en lo que llevamos de Liga. Ayer Lato hizo muchos más méritos que Juanmi y Theo para irse a la caseta antes de la media hora, pero un árbitro al que también conocemos bien, prefirió mirar hacia otro lado. Si en vez de Lato, o Cheryshev hubieran sido Kevin o Zaldua, la tarjeta roja estaba asegurada. Pero a nosotros nos arbitran de una manera y a los demás de otra. Si nosotros no ponemos el grito en el cielo, seguiremos pasando desapercibidos. Y no me importa quedarme solo, seguiré insistiendo en ello. Lo digo abiertamente. Gil Manzano empujó al Valencia hacia la victoria. Y a la Real hacia la derrota.

...pero con problemas

Dicho esto también hay que decir que la Real tiene problemas en su juego. Cada error es un gol en contra. Y así nos va. Ayer los de Garitano erraron en el tanto ché de forma grosera. Un mal pase de Navas se convirtió en una jugada de gol en contra. Y ahí el encuentro cambió de forma radical, cuando la victoria estaba más cerca que la derrota. Pero es que también los blanquiazules fallaron de forma imperdonable en la mejor ocasión de gol que tuvieron, el penalti. Y es que Willian no debió lanzarlo jamás. Un jugador que está haciendo un esfuerzo extra por jugar sin estar en las mejores condiciones, Willian, no debió lanzar la pena máxima. El brasileño, y dicho está, no puede chutar fuerte por su lesión en el aductor, y erró en su tiro, débil y por el centro, para terminar de hundir a la Real. Había otros jugadores en mejores condiciones, pero en la elección también se equivocó la Real. Y lo pagó bien caro. Pero también es verdad que en este equipo hay exceso de medios centro, ningún jugador de banda, poco bagaje ofensivo y más voluntad que acierto. Y no. Si de algo carece la Real no es de huevos. Qué va. Es un tema futbolístico especialmente a la hora de crear fútbol.

Anoeta empuja como nunca, pero la victoria no llega, a pesar de los méritos de los realistas Lo mejor

Un punto de nueve en casa penaliza a la Real en la clasificación a pesar de las dos victorias fuera Lo peor

El árbitro Gil Manzano empujó al Valencia hacia la victoria y a la Real hacia la derrota El dato

Willian, por su lesión, #no puede chutar fuerte y por ello no debió lanzar el penalti La clave del partido

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos