Dominik Greif, portero del Mallorca, trata de despejar un balón ante la presencia de Aritz Elustondo, que sustituyó a Gorosabel. / ARIZMENDI

El afilador El caviar, para cuartos

Victoria justa, por lo meritorio y por lo corto del resultado, en la clásica noche copera que otrora habría acabado en drama pero hoy es otro día más en la oficina

Raúl Melero
RAÚL MELERO

Ya no hay ni 'realadas' en Copa. No me digan que con la que cayó este martes, la bajada de pulsaciones tras el derbi, el día de San Sebastián en el horizonte o las rotaciones, no era un día propicio para que el partido acabara en drama. Como me dijo un amigo cuando Imanol agotó los cinco cambios: 'Estoy tranquilo, tenemos a Oyarzabal en el cam

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores