Rafinha se dispone a dar un pase, ayer en Vallecas. / alterphotos

Real Sociedad Dos caras bien diferentes

La Real vuelve a evidenciar su falta de pegada en la primera parte y en la segunda se queda sin recursos para mantener el marcador a su favor

Imanol Troyano
IMANOL TROYANO

Dos caras bien diferentes. La Real llegaba a Vallecas con la esperanza de acercarse al Atlético y distanciarse algo más del Villarreal. Lo logró, pero no de la manera deseada. El punto no cambia demasiado la cosa ahí arriba, pero la imagen que dio la Real ayer en Madrid inquieta. En la primera parte dominó por completo el juego y debió marcar

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores

Celebra con nosotros el sexto aniversario. Suscríbete 3 meses por 1€