Real Sociedad

El Betis quiere a Juanmi

Juanmi posa en las instalaciones de Zubieta./MICHELENA
Juanmi posa en las instalaciones de Zubieta. / MICHELENA

El delantero blanquiazul todavía tiene dos años más de contrato, pero ha perdido protagonismo esta temporada y le gustaría jugar más

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

El Betis quiere a Juanmi. El club verdiblanco bebe los vientos por el delantero blanquiazul, que a pesar de haber perdido protagonismo en las alineaciones en la presente temporada sigue manteniendo un buen cartel en el mercado. Su experiencia -debutó con 16 años en el primer equipo del Málaga-, facilidad para hacer goles y juventud -cumple 26 años el mes que viene- le han puesto en el punto de mira de un conjunto como el bético al que le cuesta mucho ser efectivo delante de la portería contraria. Juanmi tiene contrato con la Real para dos temporadas más, hasta 2021, con una cláusula de rescisión de 35 millones.

El futbolista malagueño ha perdido peso en el equipo en la presente temporada, en la que no ha alcanzado las cifras de las dos campañas precedentes. Entonces tampoco llegó a ser un titular indiscutible, pero sí desempeñó un rol más importante de lo que lo viene haciendo. El de Coín, que no ha sufrido ninguna lesión en estos tres años en la Real y apenas se ha perdido algún entrenamiento en Zubieta, quiere jugar más, como es lógico, bien aquí o en otro equipo que le dé la posibilidad de hacerlo.

De las 32 jornadas de Liga que se llevan disputadas, únicamente ha sido titular en 14 de ellas y en otras 10 ha entrado desde el banquillo. Se perdió tres partidos en la primera vuelta por la sanción que le acarreó la tarjeta roja que vio en Huesca por protestar a Iglesias Villanueva. En total ha disputado 1.306 minutos en Liga, a los que hay que sumar otros 203 en Copa. En este tiempo ha marcado cinco goles, cuatro de ellos en competición liguera. Lo hizo en los triunfos en Villarreal (1-2), en Levante (1-3) y contra el Betis (2-1) hace tres jornadas en Anoeta. También vio puerta el domingo pasado contra el Eibar, firmando el gol más rápido de la presente Liga a los doce segundos, y en el partido de Copa contra el Celta en Balaídos.

Curiosamente su mejor actuación del curso llegó hace dos semanas en el partido contra el Betis. No solo por el tanto con el que abrió el marcador, sino porque luego sirvió una genial asistencia a Oyarzabal que sirvió para dejar el triunfo en casa en los últimos minutos. Ese día fue una auténtica pesadilla para la defensa bética, a la que ganó la espalda con sus desmarques una y otra vez.

No obstante, su participación en los últimos meses ha sido casi testimonial, llegando a convertirse prácticamente en el último delantero de la plantilla por detrás de Willian José, Sandro y Bautista. Eso se comprobó con la lesión del brasileño contra el Atlético de Madrid a principios de marzo. No se había cumplido la media hora de juego y fue Bautista el elegido por Imanol para entrar al campo. En el siguiente partido de Anoeta contra el Levante, con Willian José aún de baja, fue Sandro el que jugó de delantero centro para formar en ataque con Januzaj y Oyarzabal. Y la única sustitución la protagonizó Bautista, que relevó al canario. Fue el famoso partido en el que Imanol declaró que no hizo más cambios porque entendía que lo que había en el banquillo no mejoraba lo que tenía sobre el césped.

Tras el parón liguero de marzo Juanmi reseteó la cabeza y aprovechó la media hora de que dispuso en Valladolid para ganarse la titularidad contra el Betis y el Eibar en los dos últimos compromisos de Anoeta, en los que ha visto puerta. No obstante, la realidad ha sido que apenas ha jugado cuando Willian José y Januzaj han estado en condiciones y que incluso Sandro y Bautista le han adelantado como primera sustitución.

Una buena solución para todos

Llegados a este punto, no hay que ser muy listos para adivinar que una situación así con Juanmi no se puede prolongar mucho en el tiempo. El futbolista tiene firmado hasta 2021 y su cláusula de rescisión es de 35 millones. Pero se antoja complicado que el club se vaya a remitir a ella como única vía para liberarle de su contrato. Eso sí, tampoco parece que vaya a regalar a un jugador que sigue teniendo mercado y menos tratándose del Betis, un club que acaba de pagar 25 millones por hacerse con la propiedad de Lo Celso.

Juanmi llegó en verano de 2016 tras abonar la Real 4 millones de libras al Southampton por su traspaso en una operación que se acordó en el mes de abril. Conviene hacer esta puntualización porque se produjo antes del Brexit, con lo que en Anoeta se ahorraron una importante suma de dinero tras la depreciación de la libra cuando posteriormente le tocó afrontar el calendario de pagos. En total, apenas llegó a los 4,5 millones de euros.

La Real pagó por su fichaje 4,5 millones de euros al Southampton en verano de 2016

Solo ha sido titular en 14 de las 32 jornadas que se llevan disputadas esta Liga

Su precio actual de mercado según Transfermarkt, portal de internet especializado en la tasación de futbolistas, es de 6 millones de euros. Hace dos años, cuando se convirtió en uno de los jugadores clave en la clasificación para la Europa League, su valoración era de 10 millones, aunque con el tiempo se ha devaluado conforme ha ido perdiendo protagonismo en el equipo.

Se da la casualidad de que en las últimas temporadas ya se han producido otros dos trasvases de jugadores blanquiazules al Betis, lo que confirma que el conjunto verdiblanco sigue muy de cerca la evolución del cuadro txuri-urdin. En enero de 2017 pidió la cesión para la segunda vuelta del campeonato 16/17 de Rubén Pardo, que no entraba en los planes de Eusebio en aquel momento. El riojano jugó 16 partidos en los que marcó un gol y en junio regresó de vuelta a Anoeta. El pasado verano se hizo con los servicios de Canales, que acabó su contrato en San Sebastián y prefirió marcharse al Villamarín.

Debutó con 16 años

Juanmi debutó con solo 16 años en Primera División con el Málaga en la temporada 09/10 y una campaña más tarde se produjo su estreno como goleador en la máxima categoria. De hecho, es el jugador más joven en debutar y marcar con los malagueños en toda su historia. Se da la casualidad de que su tercer gol en Primera se lo hizo a la Real en La Rosaleda en la campaña 10/11 en un partido que finalizó con victoria visitante (1-2) gracias a los goles de Griezmann y Llorente.

Su explosión llegó entre 2013 y 2015, cuando jugó 62 partidos con el Málaga y marcó 13 goles (99 encuentros y 21 tantos desde que debutó). Uno de sus goles supuso la victoria del Málaga en Anoeta el 1 de noviembre de 2014 en el partido del adiós de Jagoba Arrasate. Esas dos temporadas y el debut en la selección despertó el interés de muchos clubes por contratarle, pero fue el Southampton de Ronald Koeman el que se lo llevó a la Premier League en verano de 2015 después de pagar 7 millones de euros.

Más