Alexander Sorloth celebra el gol que marcó el pasado domingo al Elche, en el Martínez Valero. / aCERO / ALTERPHOTOS

Mercado | Real Sociedad El director deportivo del Besiktas reconoce el interés por Alexander Sorloth

El atacante noruego, cedido en la Real por el RB Leipzig, ha mejorado sus prestaciones en las últimas semanas como txuri-urdin y su futuro está aún por resolver

Eneko P. Carrasco
ENEKO P. CARRASCO

La vida de Sorloth ha cambiado en las últimas semanas. La lesión de Oyarzabal, la baja prolongada de Ander Barrenetxea y el bajo estado de forma de Portu han hecho que el atacante noruego haya ganado mucho protagonismo en las últimas semanas en la Real Sociedad. El jugador, cedido por el RB Leipzig hasta final de temporada, consiguió su sexta diana oficial del campeonato el domingo en el Martínez Valero ante el Elche, rival ante el que jugó uno de sus mejores partidos como realista.

A menos de dos meses de que termine su relación contractual con el club txuri-urdin y se vea obligado a regresar a Leipzig, desde Turquía ya vuelven a sonar los cantos de sirena acerca del interés de los grandes del fútbol otomano en hacerse con sus servicios. Sorloth, que se salió con el Trabzonspor en el curso 19/20 marcando 33 goles y dando 11 asistencias, es objeto de deseo del poderoso Besiktas. El director deportivo del club de Estambul, Ceyhun Kazancı, ha reconocido abiertamente en las últimas horas que el punta noruego «es una prioridad para nosotros».

Las próximas semanas serán fundamentales para saber en qué equipo va a jugar un Sorloth que tiene en esta recta final de Liga con la Real Sociedad una magnífica oportunidad de reivindicarse de cara al mercado europeo. El atacante nórdico se está entendiendo cada vez más y mejor con Isak, aunque bien es cierto que aún le falta mejorar de cara a la portería rival para ser un atacante temible en el concierto continental.

Buenas sensaciones, pocos goles

Su temporada en la Real, hasta el momento, ha estado marcada por la irregularidad. Arrancó dejando muy buenas sensaciones y su punto culmen fue el partido de Liga ante el Atlético en el Wanda Metropolitano, escenario en el que marcó su primer gol como blanquiazul. Desde entonces, ha alternado buenas actuaciones con partidos en los que ha dejado frío al aficionado txuri-urdin. El gol ante el PSV en la Europa League y su otra crucial diana ante los colchoneros en la Copa del Rey en octavos de final son sus otros dos grandes momentos en la Real.

Es un delantero corpulento que engaña por su físico. La movilidad y su punta de velocidad son dos de los aspectos por los que más destaca un atacante que, ante la sorpresa de muchos, no es un gran cabeceador. Como realista esta campaña ha jugado 1.578 minutos repartidos en 36 encuentros oficiales (17 de titular), en los que ha marcado 6 goles y ha dado una asistencia.