Real Sociedad

Merino: «El del Bernabéu fue mi mejor partido con la Real, pero debo mejorar»

A.G.

- Hace seis meses que llegó a Donostia. ¿Ya se ha adaptado?

- Estoy más asentado en el equipo y en la ciudad. Me siento más maduro. Ya no soy el chico nuevo que acaba de llegar al equipo. Estoy contento. He tardado un poco en sentirme parte de la familia, pero ya soy uno más y espero seguir avanzando. La confianza con mis compañeros ha aumentado y espero sentirme aún mejor en Donostia.

- ¿Qué le pide a 2019?

- Salud. Soy consciente de que no es cuestión de azar, que tengo que trabajar aquí, ser un poco pesado con los fisioterapeutas y hacer las sesiones que corresponden para encontrarme bien. Sé que si estoy sano puedo dar un buen nivel, pero también se consigue con constancia.

- En 2018 las lesiones le impidieron jugar con regularidad...

- He pasado por todo. He tenido momentos buenos y otros en los que las lesiones no me han dejado mostrarme como me hubiera gustado o me han cortado el ritmo. A veces, son pequeñas molestias o pequeñas grandes que te condicionan, que no te permiten estar al máximo nivel y que la gente no ve.

- ¿Cuánto falta para que alcance su mejor nivel?

- No lo sé porque soy joven y todavía tengo mucho margen de mejora. Espero que mi tope no esté aquí y que pueda seguir avanzando mucho más. No me encuentro ni al 100% de lo que puedo dar ahora porque estoy volviendo de la lesión y cogiendo ritmo. Me encuentro bien, pero tengo mucho trabajo por delante. Espero tener un techo más alto, que pueda alcanzarlo y aprender mucho más. Soy ambicioso en este aspecto.

- Su partido en el Bernabéu, ¿fue el más completo desde que fichó por la Real?

- Es posible. Las cosas me salieron bien y tuve la suerte de estar involucrado en jugadas clave como en el penalti que abrió el marcador o en la roja de Lucas Vázquez. Hice alguna jugada vistosa, que a la gente siempre le gusta... La verdad es que me encontré muy cómodo, pero debo mejorar. En cualquier caso, lo importante es que el equipo estuvo bien y sacó el partido adelante.

- ¿Necesitaba sentirse protagonista?

- Sí, es algo que normalmente me gusta porque es la mentalidad que tengo. Cuando en un escenario así te salen las cosas, te vienes arriba e intentas más cosas. Es cuestión de confianza.

- Con Imanol juega más adelantado de lo que lo hacía con Garitano, ¿no?

- Sí. Es una posición en la que me siento muy cómodo. Es similar a la que juego en la selección. Me permite entrar en contacto con el balón. Tengo libertad para bajar a recibir, para presionar y me facilita llegar al área rival. Participo en muchas fases del juego y me siento protagonista.

- ¿Qué le ha pedido el nuevo técnico?

- Que sepa interpretar las zonas donde me debo colocar, que no me deje llevar, ser vertical y a la vez tener paciencia con el balón o que pise el área contraria. Cosas que me gustan hacer.