Real Sociedad

«Bergara está feliz por Asier»

Bittor Jiménez, Txomin Santamaría e Ignacio Etxabarri en el bar Etxagi de Bergara horas antes del partido de esta tarde. / MIKEL ASKASIBAR
Bittor Jiménez, Txomin Santamaría e Ignacio Etxabarri en el bar Etxagi de Bergara horas antes del partido de esta tarde. / MIKEL ASKASIBAR

Garitano regresa hoy a su casa y tres amigos de su cuadrilla relatan qué supone verle al frente de la Real Sociedad | «Hay gente que no ha ido nunca a un partido de fútbol que va a estar en Agorrosin para aplaudir a Asier», aseguran

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

En el bar Etxagi de Bergara han perdido la cuenta de las veces que han brindado por su paisano y amigo Asier Garitano. Ignacio Etxabarri, el propietario de uno de los bares con más solera y marcha de Bergara, levanta su zurito al cielo: «Por Asier», grita a los cuatro vientos. Brindan con él Bittor Jiménez y Txomin Santamaría.

Los tres tienen la sonrisa puesta desde que su amigo Asier firmó como entrenador de la Real Sociedad. «El día que se hizo oficial -el 24 de mayo- aquí estuvimos con él comiendo unos huevos fritos con jamón regados con txakoli», recuerda Etxabarri señalando una de las mesas del local situada junto al ventanal y un enorme mural en el que se homenajea a Van Morrison y David Bowie, entre otros.

Este mediodía también volverán a juntarse alrededor de una mesa para festejar el regreso de Garitano a casa, en el Real Sociedad-Osasuna que arrancará a las 18.00 horas en Agorrisin. Vuelve el hijo pródigo. Almorzarán juntos y después sacarán pecho al ver que aquel amigo de la calle Zubieta de Bergara, con el que jugaban a fútbol en el aparcamiento que había junto al cementerio y a pelota en cualquier pared del pueblo, es hoy la cabeza visible del nuevo proyecto de la Real. «Es un artista como persona y como profesional y todos nos alegramos por él. Se merece todo», subraya Jiménez. También 'juega' hoy en casa, el bergarés Beñat Labaien, nuevo responsable de análisis táctico de la Real.

Agorrosin se llenará hoy

Los que asoman en estas páginas son tres de la cuadrilla de Garitano pero dicen que detrás hay otros muchos que no salen en la fotografía y que también se alegran de lo bien que le marchan las cosas a Garitano en los últimos años desde que el fútbol le llevó fuera. El partido de hoy en Agorrosin cierra esa trayectoria por el fútbol más modesto hasta la Real Sociedad. «Pocas cosas más satisfactorias puede haber para un guipuzcoano que entrenar a la Real Sociedad, así que si Asier está feliz, nosotros estamos felices por él», insiste Santamaria.

Ese cariño que le profesan se lo harán ver hoy las gentes de Bergara y alrededores, que llenarán el campo de Agorrosin. Las calles del pueblo están empapeladas con carteles anunciadores desde hace días. El partido está encuadrado en el programa de actos conmemorativos del 750 aniversario de la Carta Puebla a Bergara, el documento que certificó su nacimiento como villa, y el Bergara Kirol Elkartea ha puesto todo de su parte para hacer del Real-Osasuna un día para el recuerdo. No se habla de otra cosa.

Santamaría detalla que en Bergara la expectación es alta, la venta de entradas ha avanzado a buen ritmo en los últimos días, «hay quien ha pospuesto el inicio de las vacaciones para poder estar presente en el partido y gente que no ha ido nunca a un partido de fútbol va a estar en Agorrosin. Si hasta los que eran del Athletic se han cambiado de acera...». Por de pronto se ha tenido que habilitar una grada supletoria.

Será un día especial para Garitano. Hace tiempo que salió de Bergara, pero sus raíces siguen inalterables. Sus aitas estarán hoy en la grada. «Siempre que el fútbol se lo permite Asier asoma por aquí. Nunca falla en fiestas y si está mucho tiempo sin venir nosotros le hacemos una visita a la ciudad en la que esté trabajando. Así hemos conocido Cartagena, Cádiz, Ferrol, Burgos, Alicante...», apunta Etxabarri desde el otro lado de la barra del bar. «Será un día precioso», coinciden.

Los tres aplauden la idea de Garitano de jugar los amistosos de pretemporada en el entorno de Gipuzkoa, «cerca de la gente, donde está la fuerza de la Real Sociedad». «Para qué irse a Holanda o Austria. Si en un radio de cien kilómetros tenemos tres equipos de Primera y uno de Segunda», se responde Jiménez. «Es que la normalidad siempre ha sido su fuerte», dice Etxabarri en alusión a Garitano. «Todo lo que hace tiene sentido y si la Real se ha decidido por él es porque saben que no es un tipo que vende motos -corta Etxabarri-. Llama a las cosas por su nombre, toma las decisiones con cabeza y desde la normalidad se gana a la gente. Es lo que ha hecho siempre en todos los equipos en los que ha estado. En Leganés prácticamente todos los jugadores vivían fuera y él era de los pocos que residía en Leganés y hacía la compra como uno más».

Jiménez incide en la misma idea y pone un poco de pimienta a la conversación. Defiende que detrás de la decisión de la Real Sociedad de apostar por Garitano, al margen de lo que ya ha demostrado en otros clubes, está «alguien que pusiera firmes a los jugadores. Asier siempre ha trabajado como un descosido, ha sido un currante, y ahora no va a cambiar. No hay más que ver los entrenamientos que está haciendo. Muchos jugadores de la Real han dicho que no recuerdan una pretemporada igual. Si ese trabajo que están haciendo le acompaña la suerte...».

«Y no olvides una cosa», remata Santamaría. «Asier sabe sacar lo mejor a cada uno de los jugadores. Siempre lo ha hecho desde que empezó a entrenar en el Alicante. Es un tipo que va de frente».

«El trabajo está asegurado»

Etxabarri intuye que la Real hará una «buena Liga y una mejor Copa». Santamaría coincide con él -«hará buen año siempre que le dejen trabajar»- y Jiménez comparte también la misma idea aunque considera que el club todavía debe hacer un esfuerzo para reforzar el equipo: «Necesita un par de retoques para rematar la plantilla. Entonces sí la Real estará en disposición de pelear con todos los equipos en cada partido».

Quienes mejor conocen a Garitano creen que con él «el trabajo está asegurado». A partir de ahí, Etxabarri apunta que el fuerte de la Real puede estar en su capacidad para cambiar de sistema de juego en el transcurso de los partidos: «En los últimos tiempos hemos visto a una Real que ha jugado siempre de la misma forma y los rivales le tenían cogida la matrícula. Asier hará de la Real un equipo camaleónico en el que nadie tiene el puesto asegurado».

«La Real Sociedad se amoldará a cada rival -añade Jiménez-. Asier no se casa con ningún jugador y eso hace que todos los jugadores de la plantilla estén enchufados. Ojalá le vayan bien cosas porque eso será bueno para la Real y para los guipuzcoanos que vibramos con el equipo».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos