Pablo Marín conduce un balón ante la presión de Óscar Trejo y la mirada de Illarramendi. / Alterphotos/acero

Benditos errores... los del rival

La Real, otra vez como en el derbi y como otras veces, lleva al Rayo a cometer fallos de los que obtiene petróleo y poner el partido cuesta abajo

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

Lamentaban los jugadores del Athletic al finalizar el derbi en el Reale Arena su «mala suerte» al perder el partido por dos errores propios traducidos en dos goles y un penalti supuestamente mal señalado. Su entrenador Ernesto Valverde también maldecía en la rueda de prensa posterior, pero, a diferencia de sus jugadores, lejos de poner excusas

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores