Real Sociedad

La Real Sociedad trabaja en el blindaje de Barrenetxea y Roberto López

Roberto López se zafa de Llorente en Zubieta./LUSA
Roberto López se zafa de Llorente en Zubieta. / LUSA

El club pretende adecuar su enorme proyección a la de un contrato que podría incluso estirarse hasta 2025 | Internacionales en las selecciones inferiores, son dos de los grandes valores de Zubieta que están llamados a dar mucho que hablar

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZSAN SEBASTIÁN.

El partido del Villamarín dejó la grata noticia del debut de Le Normand, tercer estreno en la máxima categoría de la mano de Garitano después de los de Luca Sangalli y Martín Merquelanz en Ipurua. La salud de la cantera de Zubieta está mejor que nunca y no solo por estos tres nombres, sino porque se unen a una lista en los tres últimos años que abrieron Oyarzabal, Héctor, Bautista, Zubeldia, Odriozola, Kevin, Guridi y Gorosabel. Que once chavales del Sanse hayan subido en este tiempo a jugar en la competición por clubes más exigente del mundo es un hecho que refuerza y justifica la política que se lleva en el fútbol base.

El primer equipo de la Real Sociedad es el que se lleva los focos de la atención mediático pero por detrás hay un trabajo firme, tanto de campo como de despachos, para procurar que esta tendencia se mantenga en el futuro y cada vez haya más futbolistas que lleguen desde el Sanse. En este sentido, el club quiere culminar en breve una operación estratégica en su proyecto a medio plazo como es el blindaje de Ander Barrenetxea y Roberto López, dos de las grandes promesas de la Real Sociedad.

Las conversaciones con ambos jugadores se hayan bastante avanzadas y la sintonía entre las partes es muy buena como para confiar en un feliz desenlace más pronto que tarde. El club ha pretendido adelantarse a los acontecimientos y adecuar su condición de jóvenes promesas -ambos son internacionales en las selecciones inferiores- con su situación contractual. Todo ello se traducirá también en un compromiso de mayor duración con la Real Sociedad que podría alargarse incluso hasta 2025 y una cláusula similar a la que tienen algunos de los canteranos de la primera plantilla más codiciados por terceros equipos. Actualmente los contratos más largos son los de Oyarzabal y Zubeldia, hasta 2024.

Barrenetxea aparece en un entrenamiento con la Real.
Barrenetxea aparece en un entrenamiento con la Real. / LOBO ALTUNA

El debutante más joven de la Real Sociedad

El extremo Ander Barrenetxea (Donostia, 2001) es una de las sensaciones de la temporada en las categorías inferiores a sus 16 años -cumple los 17 el 27 de diciembre-. Juvenil de segundo año, empezó el curso en el División de Honor de Jon Mikel Arrieta y ya ha dado el salto al equipo senior de Tercera División, la Real C. En noviembre tuvo una semana fantástica en la que resultó decisivo con dos tantos para ganar el derbi juvenil ante el Athletic en Zubieta y subió a Tercera para marcar en Santutxu nada más entrar al campo en la segunda parte.

En septiembre, dos meses antes, Asier Garitano ya le había llamado a Barrenetxea para entrenar con el primer equipo en el parón liguero ante la escasez de efectivos por la marcha de los internacionales y las lesiones. Quería tenerle cerca porque es un futbolista con unas características muy particulares que destaca por su velocidad y verticalidad. No es muy alto pero tiene un tren inferior potente y un centro de gravedad bajo que le hacen complicado de frenar por los rivales. Es diestro, aunque se desenvuelve muchas veces por la izquierda a pierna cambiada para buscar con su rapidez la salida por dentro y un remate más fácil con su buen disparo. También puede manejarse por la derecha en su perfil natural o de segundo delantero por detrás del 'nueve' para atacar las espaldas de los centrales.

Barrenetxea acaba de debutar con la selección sub-18 y con 16 años ya juega en Tercera División

Roberto López juega desde este curso con el Sanse y es un habitual de la selección sub-19

La Real Sociedad tiene una confianza máxima en sus posibilidades, de ahí que quiera propiciar con este movimiento su blindaje. El donostiarra tuvo la oportunidad de debutar en Tarbes en el amistoso contra el Toulouse, convirtiéndose en el primer jugador nacido en el siglo XXI en jugar con la Real. Aunque no se tratase de un partido oficial, tiene mérito estrenarse con los mayores con 16 años. Como referencia, el futbolista más joven en debutar en competición oficial con la elástica blanquiazul fue el defensa Pedro Irastorza (Zaldibia, 1918), que lo hizo con 15 años y 288 días en un encuentro ante el Barcelona en Les Corts (4-0) el 4 de febrero de 1934.

La carrera de Barrenetxea va dando pasos y recientemente ha tenido la oportunidad de debutar con la selección sub-18 que dirige David Gordo en sendos amistosos disputados ante China. Anteriormente, ya había sido internacional sub-16 y sub-17. Hijo de la entrenadora del IDK Gipuzkoa, Azu Muguruza, ha mamado desde pequeño lo que supone el deporte de alta competición y las exigencias que acarrea, por lo que está asumiendo con naturalidad lo que está viviendo estos meses.

Roberto López, la perla zaragozana

Roberto López Alcaide (Zaragoza, 2000) es otra de las sensaciones de la cantera de la Real Sociedad. A pesar de ser juvenil, juega desde principio de temporada con el Sanse, en el que se ha convertido en uno de sus hombres más destacados. El media punta aragonés lleva jugados 1.068 minutos en quince jornadas, nueve de ellos completos. En noviembre marcó sendos goles en Amorebieta (1-1) y ante el Leioa (1-2) en Zubieta. Tal ha sido su evolución, que no se ha perdido ni un minuto en los cinco últimos partidos.

En octubre fue citado por Santi Denia para la selección sub-19 para disputar en Basilea el minitorneo de clasificación para el Campeonato de Europa contra Suiza, Bielorrusia y Andorra. Frente al conjunto andorrano marcó el primer gol de una cómoda victoria (5-0), contra Bielorrusia no jugó y ante Suiza salió al final al campo. En noviembre también fue llamado para participar en un amistoso ante Noruega en el que disputó la segunda parte completa.

Roberto López llegó a la Real Sociedad con 15 años procedente de uno de los clubes más representativos del fútbol base de Zaragoza, la Unión Deportiva Amistad. Con apenas cinco ya llamaba la atención jugando al fútbol sala en el colegio Hilarión Gimeno del barrio de La Jota, antes de recalar en la Amistad.

Sus cualidades llamaron la atención de varios clubes importantes, pero fue el blanquiazul el que realmente apostó por él. Primero probó en Lezama pero fue rechazado porque había muchos jugadores en su posición. Tampoco tuvo suerte en el Villarreal ni en el Liverpool, ya que llegó a viajar a Melwood para entrenarse con los reds. En 2015 apareció la Real y aquí ha encontrado el lugar ideal para desarrollar su carrera. Cumple su cuarta temporada en Zubieta.

Roberto López es una mediapunta que se maneja por detrás del delantero centro y que ve espacios para filtrar pases ahí donde no existen. También suele jugar a pierna cambiada para buscar huecos por dentro. Dotado de una gran zurda, pone el balón donde quiere, tanto en jugada como a balón parado. Su hat-trick en juveniles al Athletic la pasada temporada fue muy comentado. Se da la casualidad de que en octubre fue convocado con el primer equipo para el partido de San Mamés.

Más

 

Fotos

Vídeos