Barrenetxea e Isak, los primeros refuerzos que llegan al rescate

El donostiarra ya jugó 30 minutos contra el Mónaco y el sueco completó ayer con normalidad la sesión de entrenamiento

Gaizka Lasa
GAIZKA LASA

La Real recibirá los primeros refuerzos provenientes de la enfermería antes de llegar al parón de la semana que viene. Ander Barrenetxea, que cayó lesionado justo antes de empezar el ciclo de siete partidos en Cádiz, ya jugó media hora contra el Mónaco el jueves y está como para algo más que dar aire mañana al equipo en Getafe. El maltrecho ataque txuri-urdin podría recuperar también para el encuentro contra los azulones a su principal referencia, Alexander Isak. El 19 de septiembre, durante el partido contra el Sevilla, sufrió una lesión muscular en el isquiosural izquierdo, con un tiempo de recuperación estimado entre dos y tres semanas. La evolución ha sido positiva y mañana, justo dos semanas después del día de la rotura, podría volver a jugar unos minutos. De hecho, ayer completó con normalidad la sesión de trabajo de Zubieta. También ha sido convocado por Suecia para disputar dos trascendentales partidos que tiene en la clasificación para el Mundial de Catar 2022 ante Kosovo y Grecia el sábado 9 de octubre y el martes 12. No se espera que ninguno de los dos estén para jugar el partido completo, pero cualquier aportación de savia nueva en el frente de ataque será bienvenida.

A la espera de Rico

Una vez superado el partido de mañana en el Coliseum Alfonso Pérez, la Real no competirá hasta el 16 de octubre, tiempo en el que espera recuperar efectivos. En defensa, Diego Rico tendrá dos semanas para ir progresivamente incorporándose al ritmo de sus compañeros y en cuanto se reanude la liga el burgalés espera estar como para competir por el puesto en un lateral izquierdo que ha sido monopolio hasta ahora de Aihen Muñoz. Pacheco aspira asimismo a volver tras el parón.

En el centro del campo, los próximos días también podrían servir para que Asier Illarramendi confirmara su evolución y se sumara a la lista de disponibles para entrar en convocatoria. En cuanto a la lesión en el sóleo de Silva, su tiempo de recuperación es una incógnita, aunque quince días deberían de aproximar al canario a un escenario cercano al de la reaparición. Lo mismo habría que decir de Sorloth. Más tiempo les llevará recuperarse a Jon Guridi y Nacho Monreal.

Mientras tanto, los jugadores del filial siguen siendo la alternativa. Ayer se entrenaron con el primer equipo González de Zárate, Romero, Turrientes, Lobete, Djouahra y Marrero.