Real Sociedad

José Javier Barkero: «Si Garitano da con la tecla y la Real Sociedad arranca, va a ser difícil de parar»

Barkero posa en el campo de Ibarra en Aretxabaleta antes de comenzar ayer el entrenamiento./JOXEBI RAMOS
Barkero posa en el campo de Ibarra en Aretxabaleta antes de comenzar ayer el entrenamiento. / JOXEBI RAMOS

El exblanquiazul cree que el técnico de la Real Sociedad cuenta con una plantilla «importante para soñar» y estar en una «plaza alta» de la clasificación

Axel Guerra
AXEL GUERRASAN SEBASTIÁN.

A lo largo de su extensa carrera deportiva José Javier Barkero (Aretxabaleta, 1979) defendió las camisetas de la Real y el Levante, además de las de Toulouse, Eibar, Poli Ejido, Albacete, Numancia y Zaragoza. Con el equipo granota se enfrentó en tres ocasiones al blanquiazul y en las tres logró la victoria, dos de ellas en el Ciutat de Valencia. El zurdo analiza el encuentro que mañana disputan sus dos exequipos en la ciudad del Turia.

- Se retiró hace cuatro temporadas. ¿Sigue vinculado al mundo del fútbol?

- Permanecí en activo hasta los 35 años y cuando decidí dejarlo regresé a Aretxabaleta. Enseguida comencé a colaborar con el club del pueblo. Tuve diferentes funciones y llegué a ser el director deportivo. Esta temporada he cambiado de cometido. Me he hecho cargo del equipo que milita en juvenil de Honor. Ahora mismo, estamos terceros. Estoy contento porque es una experiencia que me permite disfrutar con los chavales.

- ¿Su futuro está en los banquillos?

- Cuando en 2014 finalicé mi carrera como futbolista profesional, ya tenía los dos primeros niveles. Solo me faltaba sacar el tercero para conseguir el título de entrenador nacional. Es algo que tengo previsto realizar el año que viene. Ahora mismo estoy a gusto con la labor que hago en la UDA, pero nunca se sabe. Si algún día quiero probar, dar el salto al mundo profesional para aportar mi experiencia después de 15 años de carrera, necesito tener el nivel 3.

- Mañana se miden la Real y el Levante, dos de los clubes en los que ha militado. ¿Qué partido espera?

- Aunque juegue en casa, al Levante no le va a importar esperar a la Real, que me imagino que tampoco arriesgará mucho. Será un encuentro cerrado, con pocas ocasiones y en el que el primero que marque tendrá muchos boletos para llevarse el gato al agua. Visto el juego de los dos equipos, van a priorizar no cometer errores.

- De las últimas nueve ocasiones en las que la Real ha jugado en el Ciutat de Valencia solo ha ganado en una. ¿Por qué le resulta un campo tan áspero?

- El Levante ha sido el típico equipo que a la Real le ha ido mal porque en los últimos años sus estilos eran opuestos. Tradicionalmente, los granotas han sido equipos con las ideas muy claras, que se encerraban mucho, no dejaban espacios y capaces de hacer daño al contragolpe. Justo lo que peor venía a los blanquiazules, a quienes les gustaba ser dominadores y dejaban espacios atrás. Pero hay un dato.

- ¿Cuál?

- Esa victoria txuri-urdin fue con Moyes en el banquillo (0-4). El fútbol por el que apostaba el escocés era más directo. Cuando apuestas por el juego ofensivo, este tipo de equipos te penalizan, sobre todo si se ponen por delante en el marcador.

- ¿Cuál es el peligro del Levante?

- Es un equipo muy sólido que explota muy bien su contragolpe con jugadores muy rápidos como Morales, Jason y Roger, que ya lleva seis goles esta temporada. Me alegro mucho por él, porque coincidimos en el Levante y el Zaragoza y es un jugador que lo ha pasado mal por culpa de las lesiones. También tienen que tener cuidado con Bardhi, que tiene un cañón para los lanzamientos de falta.

- ¿Cómo es el ambiente del estadio? ¿El equipo tiene respaldo?

- El Levante es un club con poca experiencia en Primera -cumple trece temporadas en la máxima categoría- que ha sabido acercarse a la gente joven. Hasta que ha conseguido asentarse entre los mejores, mucha gente de la ciudad, sobre todo la más veterana, era del Valencia. Pero ahora hay una nueva corriente. El Levante, de alguna manera, es el equipo pobre, el que ha sabido crecer con mucho esfuerzo para llegar al nivel que está. Incluso ha conseguido jugar en la Europa League. Las nuevas generaciones se sienten identificadas con él.

Ficha

Nació
el 27 de abril de 1979 en Aretxabaleta. 39 años.
Profesional
durante quince temporadas, disputó más de 400 partidos repartidos oficiales entre Real, Toulouse, Eibar, Ejido, Albacete, Numancia, Levante y Zaragoza.
Internacional
en categorías inferiores, en 1999 ganó el Mundial sub-20 con un equipo en el que estaban Casillas y Xavi, entre otros.

- ¿Qué le parece el fútbol que esta desarrollando la Real?

- Durante este tiempo ha estado condicionado por las bajas que ha tenido, pero ante el Sevilla le vi bastante bien. Se apreció una mejoría que debe indicar el camino a seguir. No creó muchas ocasiones claras, pero hay que tener en cuenta el nivel del rival que tenía enfrente. Se le ve más compacto, no arriesga tanto y poquito a poco se va afianzando. Si recupera a los lesionados y Garitano da con la tecla, es un equipo para estar en una plaza alta de la clasificación. Tiene una plantilla importante para soñar.

- La victoria en el derbi parecía que iba a dar alas al equipo, pero los resultados no han terminado de llegar...

- Es que llegaron más lesiones. Cuando entras en este tipo de dinámicas es complicado tener una regularidad. Son muchos los condicionantes. La Real ha demostrado que es un buen equipo al que le está costando arrancar, pero que cuando lo consiga a va ser difícil de parar.

- ¿A qué se debe la diferencia de rendimiento cuando juega en Anoeta a cuando lo hace fuera?

- Es un cúmulo de circunstancias. En casa les está costando muchísimo marcar. En los últimos años en Anoeta ha habido muchos goles, tanto de la Real como de los visitantes, y tampoco se han conseguido muy buenos resultados. Por otra parte, quizá el estilo sea muy bueno, pero más para jugar fuera. Además, da la sensación de que el equipo está jugando más cómodo lejos de su estadio, donde no tiene la presión de conseguir esa primera victoria que se resiste. Es empezar a ganar un par de partidos en casa para que cojan confianza. A partir de entonces todo será mucho más fácil.

- Habla del sistema. Hay tres pilares como Illarramendi, Oyarzabal y Willian José que no están al nivel de otras campañas.

- Es que se trata de tres futbolistas fundamentales que el año pasado hicieron una temporada espectacular. Ahora, con el cambio del entrenador, quizá les esta costando un poquito más, sobre todo a Willian José y a Oyarzabal. Entre los dos lograron 34 goles. Son números muy importantes y cuando no tienes a otros jugadores que puedan suplir esas cifras, el equipo se resiente.

- ¿A Oyarzabal le puede estar pesando la responsabilidad?

- No hay que dudar de él, de un jugador tan joven que a su edad ya ha hecho tantas cosas. El sistema del año pasado le venía como anillo al dedo y ahora se está adaptando a lo que le pide Garitano. Solo se trata de darle tiempo porque calidad y gol tiene. Llevar el 10 o el 18 o ser capitán no le va influir, al contrario, será un orgullo para él.

«Ante el Sevilla se apreció una mejoría que debe indicar el camino a seguir»

«A Oyarzabal y Willian José les está costando el cambio de estilo, y el equipo lo acusa»

«El Levante es un conjunto sólido que explota muy bien los contragolpes»

«Será un partido cerrado en el que los dos equipos jugarán a no cometer errores»

- ¿Dónde ve a la Real en mayo?

- Por plantilla y potencial debería estar luchando por la Europa League. La clasificación está muy comprimida, los puestos europeos los tiene a solo cuatro puntos. Los mismos que tiene ella sobre el descenso. Es un equipo que dispone de mimbres para estar peleando ahí arriba con equipos como Celta, Villarreal o Betis.

- El Levante marcha séptimo, ¿le ve con opciones de volver a entrar en Europa como en 2012?

- Ojalá lo consigan. Para un equipo como el Levante fue un sueño. Aquella participación fue un éxito porque después de superar la fase de grupos en la que estábamos encuadrados con el Helsingborgs, Twente y Hannover, eliminamos al Olympiacos griego. En octavos de final nos cruzamos con el Rubin Kazán y nos eliminó en la prórroga.

- ¿El partido le trae algún recuerdo?

- Con el Levante jugué en tres ocasiones contra la Real en Primera. Para mí eran encuentros muy bonitos y especiales porque me enfrentaba al club al que llegué con doce años y me formé como futbolista. Tengo muy buenos recuerdos porque ganamos los dos choques que se disputaron en el Ciutat de Valencia. En Anoeta también arrancamos dos empates, pero solo pude jugar en una de las dos ocasiones que viajamos a Donostia. Recuerdo que tuve la fortuna de marcar dos goles.

- No me diga.

- Sí, ambos de penalti. Las sensaciones fueron raras porque jugaba contra el equipo de toda mi vida. Soy de la Real, pero también profesional, y me debía a mi club. En cualquier caso, lo más importante de aquellas victorias es que ellos se adelantaron en el marcador y nosotros fuimos capaces de remontar. El Levante tiene carácter, nunca se va a dar por rendido.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos