Oier detiene un disparo de Silva dentro del área. / LOBO ALTUNA

Real Sociedad - Espanyol

Baño y masaje

Valiente, agresiva, con chispa pero a la que su falta de gol y el árbitro le condenan a sufrir hasta el final

Raúl Melero
RAÚL MELERO

Ayer no estaba mi primo Mario. Ni Mateu. Ni el que se parece a Manolete. Le tocaba a Latre. No el de las imitaciones, el otro. Hubiera sido bastante mejor que se hubiera vestido de amarillo fosforito Carlos, por lo menos nos hubiéramos reído un rato. Pero lo que hicimos fue sufrir.

Empujón dentro del área sin jugar el balón. Penalti. De esa gu

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores

Celebra con nosotros el sexto aniversario. Suscríbete 3 meses por 1€