Recreación de Arconada sosteniendo un Balón de Oro.

Votación popular

Luis Miguel Arconada, el Balón de Oro histórico de la Real

Después de más de 4.100 votos, los lectores de DV han elegido al mítico guardameta donostiarra como el mejor futbolista txuri-urdin de todos los tiempos. El podio lo completan Paco Bienzobas y Xabi Prieto

Eneko P. Carrasco
ENEKO P. CARRASCO Donostia

Los usuarios de la web de EL DIARIO VASCO han dictado su veredicto. En la semana en la que France Football ha coronado a Karim Benzema como el mejor futbolista del mundo de la temporada 21/22, los aficionados de la Real Sociedad y del fútbol en general han participado en otra votación con más de 4.100 votos para elegir al mejor jugador de la historia del club txuri-urdin. La terna de candidatos estaba llena de estrellas de ayer y hoy, pero el elegido ha sido Luis Miguel Arconada (Donostia, 1954).

Uno de los líderes de la mejor Real de la historia, la de los gloriosos años 80, se ha llevado el galardón por abrumadora mayoría con el 39% de los votos. Copando el podio se han colado dos leyendas más de la historia blanquiazul: Paco Bienzobas ha sido Balón de Plata y Xabi Prieto, Balón de Bronce. Entre los 10 primeros clasificados también se han visto los nombres de otros mitos blanquiazules como Roberto López Ufarte, Jesús Mari Zamora o Mikel Aranburu. La lista completa de la clasificación la puedes consultar aquí.

El ganador de este premio simbólico de DV ha generado muchísima unanimidad. Arconada, el ídolo de varias generaciones y quien fuera el gran referente de la mejor Real de la historia, sigue siendo un personaje venerado no solo en Gipuzkoa, si no en el mundo entero. El exportero donostiarra, que desarrolló toda su carrera profesional como txuri-urdin, jugó 14 temporadas, en las que defendió en 551 partidos oficiales el escudo txuri-urdin. Con él en la portería el club alcanzó una dimensión desconocida y se instaló en la élite del fútbol español, en el que ganó dos Ligas (1981 y 1982), una Copa (1987) y una Supercopa (1982).

Si esos cuatro títulos fueron una especie de milagro que estuvo protagonizado por una generación de jugadores irrepetible, la gesta hubiera sido inenarrable si la escuadra blanquiazul hubiera eliminado al Hamburgo en aquellas históricas semifinales de la Copa de Europa de 1983, en las que el conjunto germano eliminó a los realistas en un polémico partido de vuelta en tierras alemanas. Sea como fuere, la historia del fantástico cancerbero guipuzcoano fue como un cuento de hadas. Debutó siendo un chaval y se retiró, en 1989, convertido en la gran leyenda de la Real Sociedad.

Más allá de la dificultad de ser profeta en su tierra, Arconada está considerado como uno de los mejores porteros que hubo en el Siglo XX

referente internacional

Además de la dificultad de ser profeta en su tierra, Arconada está considerado por las grandes voces del fútbol como uno de los mejores porteros del Siglo XX, honor que comparte con Dino Zoff, Sepp Maier, Ángel Iribar, Lev Yassin o Gordon Banks. Fue internacional con la selección de España entre 1977 y 1985 y llegó a rozar la gloria internacional con los dedos en la final de la Eurocopa de 1984, donde claudicó ante la Francia de Platini.

Bienzobas, de Plata, y Prieto, de bronce

Solo una vez en toda la historia de la Primera División el máximo goleador ha sido un jugador de la Real Sociedad, y ese fue Paco Bienzobas (Donostia, 1909-1981). El implacable atacante donostiarra impuso su ley en las áreas rivales de los campos de Primera en la primera mitad del Siglo XX, defendiendo los colores de la Real y de Osasuna. Las crónicas de aquellos años le describían como un futbolista muy ágil y con un gran golpeo de balón, además de ser un consumado especialista desde los 11 metros: solo falló un penalti. Llegó a ser internacional con la selección española y disputó unos Juegos Olímpicos. Falleció en abril de 1981, un día después de que le comunicaran que su Real Sociedad se había proclamado campeona de Liga por primera vez. Portales especializados en estadística afirman que disputó como profesional 253 partidos, en los que consiguió la increíble cifra de 123 goles.

Bienzobas fue el único Pichichi de la historia de la Real Sociedad. Experto en el lanzamiento de penaltis, solo falló uno en toda su carrera, como Xabi Prieto

símbolos txuri-urdin

La memoria colectiva txuri-urdin tiene bastante más fresco el recuerdo de Xabi Prieto (Donostia, 1983). El centrocampista donostiarra jugó 15 temporadas como txuri-urdin en las que disputó 530 partidos oficiales y marcó 73 goles. Tras bajar a Segunda en 2007, desechó suculentas ofertas de otros clubes y devolvió a la Real a Primera División en junio de 2010. Después del ascenso, fue un elemento fundamental en el asentamiento del club en la Liga, alcanzando una sobresaliente clasificación a la UEFA Champions League en 2013. Su despedida, en mayo de 2018, fue uno de los momentos más emotivos de la historia del estadio de Anoeta. Un río de lágrimas blancas y azules inundó las gradas.

Otros nombres propuestos

Los usuarios de DV no han perdido la oportunidad para apuntar en los comentarios algunos nombres que no entraron en la terna de candidatos, como Javier de Pedro, Inaxio Kortabarria, Epifanio Fernández o John Aldridge. En efecto, todos ellos fueron grandísimos futbolistas que dejaron, también, un imborrable recuerdo en la afición realista. Tal y como avisamos en el lanzamiento de la encuesta, no estaban todos los que eran, pero eran todos los que estaban.