Balance

Amplia gama de grises para la Real Sociedad 2018/19

Juanmi trata de marcharse de Willian José, ante la mirada de Januzaj./MORQUECHO
Juanmi trata de marcharse de Willian José, ante la mirada de Januzaj. / MORQUECHO

Exjugadores del club coinciden en destacar la «irregularidad» de la Real Sociedad, aunque con matices positivos | Todos señalan que no se ha conseguido el objetivo cuando parecía factible y que la mayor alegría ha llegado del debut de los canteranos

Gaizka Lasa
GAIZKA LASASAN SEBASTIÁN.

La encuesta entre exjugadores de la Real Sociedad arroja la conclusión de que la temporada del conjunto txuri-urdin ha sido gris. Claro que hablamos de un color que admite más matices que otros. Los hay oscuros, pero también claros. Lo que no encontramos entre quienes conocen el club desde dentro son ni euforias, ni catastrofismos. Todos hubieran querido algo más pero la irrupción de jóvenes valores de la cantera parece haber neutralizado el mal sabor por no alcanzar el objetivo europeo.

Jesús Mari Satrustegi (Pamplona, 1954) «El dinero de los fichajes no ha dado resultado»

Era directo y contundente delante de la portería, y lo es al dar su opinión. La temporada ha sido para el mítico ariete blanquiazul «agridulce. Dulce porque han salido promesas que han demostrado tener buenas cualidades y nos han dado razones para creer en ellos. Pero agrio porque se ha puesto un dinero en fichajes y cesiones que no ha dado resultado. Ha ocurrido también otros años. Se trae a jugadores a base de dinero y generan desilusión».

Reconoce Satrustegi que «cuando empezó la era de Imanol, el equipo estuvo muy bien y sembró la ilusión, pero poco a poco empezaron a verse las carencias y la falta de lo que siempre hablamos: en muchos partidos creo que en la Real Sociedad ha faltado un poco más de actitud para dar el golpe y mirar hacia arriba. El equipo empezó a pinchar hasta tal punto que tuvo que echar mano de un chaval de 17 años. Es llamativo el desparpajo que ha demostrado Barrenetxea, además de potencia e incluso capacidad de hacer gol».

Volviendo a un balance global, confiesa que «sí esperábamos hacer una liga ilusionante y pensábamos en un mejor rendimiento. No quizás para estar con los cuatro de arriba, pero sí con los siguientes». Prefiere no poner excusas. «Claro que el factor de las lesiones ha sido importante, pero con eso tienes que contar. Lo que ha pasado es para que los responsables que toman las decisiones se piensen bien en quién confiar y a quién tienen que dejar a un lado para dar paso a otro». Para Satrustegi será importante fichar bien, porque «a pesar de que el rendimiento de los canteranos haya sido bueno, tampoco podemos echar las campanas al vuelo. Hay que tener ilusión, pero con sentido común. Lo que están demostrando tienen que contrastarlo».

Markel Bergara (Elgoibar, 1986) «Ni mucho menos se puede hablar de fracaso»

Desde Getafe, ha mirado de reojo a una Real cuya plantilla conoce bien. Concluye que «ha sido una temporada irregular, pero teniendo en cuenta eso, que ha habido cambio de entrenador y muchas lesiones, el hecho de estar tan cerca de entrar en Europa es un motivo para la esperanza. Es verdad que no se ha logrado el objetivo europeo, pero ni mucho menos me parece que haya sido una temporada de fracaso terminar noveno con tanto cambio».

Al centrocampista guipuzcoano no le ha sorprendido el buen hacer de los canteranos. «Tenía buena información desde dentro y sabía que había chavales con buena pinta. Creo que viene una generación muy buena de futbolistas. Ahora pasa lo de siempre. En la Real Sociedad hay buena base con lo de casa pero lo de fuera tiene que marcar la diferencia». Reconoce, como los demás, que este año no ha sido así, aunque considera que «los que hay ahora que se han traído del mercado son muy buenos. Quizás no han dado su mejor nivel, por lo que sea, pero tiene calidad». Como conclusión, asegura que «la Real lo tiene todo para que le vaya bien en el futuro a poco que acierte con los fichajes. Ya ha demostrado este año en momentos puntuales que tiene un gran potencial».

A eso añade que «Imanol y los suyos están haciendo un buen trabajo, por lo que estoy seguro que el primer equipo está en buenas manos». Tampoco piensa que ponerse metas altas haya supuesto ningún lastre. Al contrario, afirma que «las expectativas en la Real tienen que ser altas y los jugadores son conscientes desde el inicio de la temporada que el reto es ir a Europa. Lo que pasa es que hay que saber que es una meta difícil porque siempre hay equipos a los que las cosas les salen muy bien. Pero hay que ir a por ello».

Juan A. Larrañaga (Azpeitia, 1958) «Era una gran oportunidad para entrar en Europa»

El cualificado análisis de uno de los artífices de los años gloriosos de la Real arroja que «en una temporada en la que ha habido absolutamente de todo, ese es precisamente el problema, el haber sufrido tantos altibajos. Creo que el sabor final que deja el equipo es agridulce y por eso la gente no está a gusto. Pero los últimos meses han sido buenos y ha habido gente joven que ha tenido oportunidades». Reconoce que la irrupción de algunos canteranos «puede haberse debido a que algunos no han rendido como debían. Ha habido de todo. ¿Si eso puede ser un consuelo ante lo que no ha salido bien? Puede ser, lo que está claro es que había una gran oportunidad de entrar en Europa esta temporada, que los puestos europeos estaban baratos y que todos lo pensábamos así. Y se ha fallado. Pero han fallado los que salen al campo y los de arriba».

Dentro de esa irregularidad en la que «ha habido de todo», Larrañaga destaca que «el equipo no ha estado bien en casa, se ha dejado muchos puntos contra equipos modestos y eso le ha hecho daño. Le ha costado mucho superar a equipos que se han cerrado atrás y han esperado a hacer daño al contraataque. Y la mayoría le han jugado así en casa». De cara al futuro, señala que «desde fuera todo se ve muy fácil, pero desde dentro tendrán que analizar bien las cosas: las lesiones, las dificultades en casa... todo».

Alberto de la Bella (Barcelona, 1985) «Sacar tanto debutante es para estar orgullosos»

Ha seguido al que todavía siente como su club desde Las Palmas, donde juega actualmente. Y dice haber visto «muchos partidos de la Real para sacar la conclusión de que ha sido una temporada irregular. Creo que si el entorno y el propio club no están satisfechos es porque el equipo no ha podido mantener una línea regular. Además, se ha quedado con la miel en los labios. Creo que con dos jornadas más, la Real Sociedad se hubiera metido en Europa, que es donde se merece estar».

El exlateral del equipo txuri-urdin pone en valor «todos los debuts de canteranos que ha tenido el equipo. Evidencia que la Real tiene futuro, que Zubieta funciona y que tiene una cantera preparada. No conocía a Aihen Muñoz, que juega en mi puesto, y me ha sorprendido gratamente. No sé lo que pensará ahí la gente, pero sacar ocho o nueve debuts en alta competición no es fácil y es como para sentirse orgulloso del club. ¿Europa? Ha sido una pena, pero ya se encargarán los que tienen que hacerlo de ajustar lo que haya que ajustar al preparar la nueva temporada. Hay una buena base». Como fichaje que fue de la Real asume que «el que viene de fuera sabe que viene a aportar lo que no hay en el grupo para dar un salto de calidad. Por lo que sea, este año Sandro y Theo no han tenido suerte, pero seguro que lo han intentado. La Real es un club muy atractivo para el que viene de fuera».

Mikel Loinaz (Andoain, 1967) «Nunca se ha podido sacar a los titulares en forma»

El carismático delantero realista cree que «la temporada no ha sido tan mala pese a la decepción final. Hemos visto buenos partidos, sobre todo fuera, pero al equipo le ha costado meter gol en casa y, sin no aciertas, lo pagas. Le ha pasado varias veces». Por lo demás, subraya que «la Real Sociedad ha tenido muchos problemas de lesiones y nunca ha podido tener a todos los titulares en forma en el campo. Si te falla la columna vertebral, es difícil conseguir buenos resultados. Y eso, a pesar del gran trabajo de los canteranos. Es verdad que la media de edad de la alineación muchos días ha sido muy joven, pero también hay jugadores experimentados en la plantilla, con partidos importantes a sus espaldas, como Illarramendi o Willian José». Cree que «hay que seguir teniendo altas expectativas, pero los jugadores tienen que salir a ganar cada partido, olvidándose de otras cosas. Como punto positivo cita «el gran ambiente que ha vuelto a las gradas».