A Balaídos con las mismas pilas que el jueves

Parece que la vuelta de Aspas lo cambia todo, pero lo que cuenta es el juego colectivo. Él solo no puede hacerlo todo

A Balaídos con las mismas pilas que el jueves
Roberto López Ufarte
ROBERTO LÓPEZ UFARTE

Llega hoy la Real al campo de Balaídos, en donde se va a encontrar con un Celta que habitualmente juega con un 1-4-4-2. Aunque a veces parece lo contrario, el Celta no es solo Iago Aspas. Parece que su vuelta cambia todo el equipo, pero no creo que sea para tanto. El equipo mejora, pero desde estas líneas siempre he defendido el juego colectivo, la plantilla, el equipo... Aspas solo no puede hacer todo. El equipo gallego ha pegado un bajón y sí está ahí abajo es por deméritos propios, con o sin Aspas.

Hay algunos campos que parecen malditos para la Real y Balaídos es uno de ellos. Allí, en algunos momentos determinados, el Celta nos ha hecho sufrir. En Balaídos, por ejemplo, perdimos una Liga, pero las estadísticas no juegan y esta Real está capacitada para romperlas.

Nuestro equipo se puso las pilas frente al Betis, como pedíamos el jueves, siendo superior en el control del juego y también del partido. Por mucho que la posesión del balón fuese del Betis, me dio la sensación de que en ningún momento hubo peligro real de perder el partido. Más bien al contrario. Me dio la impresión de que el control del juego y el partido lo tuvo la Real. Desde el primer momento los blanquiazules se impusieron a los jugadores del Betis en todas sus líneas.

La Real salió en tromba y tuvo contra las cuerdas al Betis en toda la primera parte, con algunos momentos de posesión del Betis, como es lógico. La sensación era muy buena por parte de la Real y muy mala por parte del Betis.

Quiero destacar la gran parada que hizo Rulli a Joaquín, en un mano a mano, con la pierna derecha, en una especie de parada de portero de balonmano, pero para eso está el portero.

Me gustó la sociedad que formaron Oyarzabal y Juanmi. Intervinieron en los dos goles, que fueron dos golazos, y además se dejaron ver en muchas ocasiones.

Destaco también el primer gol -trabajo de la semana de Imanol-. En el plató de GOL, en el que me encontraba, comentaron que el gol no tenía que haber subido al marcador. Yo intervine diciendo que todos los bloqueos no tienen por qué ser falta. El aclarado para Juanmi fue muy bien ejecutado y a partir de ahí, en un remate difícil, el balón pasó entre muchos jugadores y el portero, que no podían ver el balón porque estaban tapados. Me pareció un gol legal sin ninguna discusión.

Ahora toca Vigo, en donde un Celta muy necesitado nos pondrá las cosas difíciles, porque es un equipo que juega bien y puede ganar a cualquier equipo. Espero una Real con las mismas pilas del jueves ante el Betis.