Sadiq, en su última participación con la Real, en el Coliseum de Getafe, minutos antes de caer lesionado de gravedad. / MANU REINO

Sadiq se pierde la temporada

La baja de Sadiq abre la puerta a Carlos Fernández y Karrikaburu

El sevillano estará listo en octubre y el baztandarra gana enteros para entrar en la rotación después de que el último fichaje se haya roto el cruzado

MIGUEL GONZÁLEZ

Qué poco dura la alegría en casa del pobre. Apenas cinco días después de la victoria en Old Trafford la Real ha perdido a Sadiq Umar para toda la temporada. Los peores augurios se confirmaron ayer en cuanto el internacional nigeriano fue sometido a distintas pruebas médicas en Policlínica Gipuzkoa que confirmaron que sufre la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha. Un jarro de agua fría en toda regla para una plantilla que tendrá que volver a reinventarse una vez más.

La experiencia no es nueva porque en el último año ya ha vivido otras dos situaciones parecidas. La primera con Carlos Fernández, en agosto del año pasado, que obligó a traer cedido a Sorloth en ese mercado y la segunda con Oyarzabal en marzo cuando no había margen para incorporar a nadie y se consiguió el objetivo de entrar en la Europa League. Para ello Imanol retocó el sistema de juego y apostó por el 1-4-4-2 en rombo que sigue utilizando para conseguir una Real más fuerte.

La lesión de Sadiq

Rodilla

derecha

Fémur

Rotura

del ligamento

cruzado anterior

Tibia

Plazos de recuperación

Curación:

4 a 6

semanas

Recuperación:

6

meses

MES 1

Reducir la inflamación

Se aplican técnicas como la crioterapia,

la fototerapia, presoterapia, etc.

No se debe descuidar la

estimulación muscular y el ángulo

de movimiento de la extremidad

MES 2

Estimulación muscular

Se trabaja en la recuperación del arco

de movimiento de la extremidad,

trabajos con bandas elásticas y

trabajo de hidroterapia

MES 3

Trabajo propioceptivo

Se trabaja la estabilidad, la capacidad

de respuesta y la fuerza muscular,

sin descuidar la pierna sana

MES 4

Trabajo con pesos

Se gana fuerza muscular.

Se aplican los pesos que recomienda

la FIFA. El jugador ya puede trotar.

No se recomienda trabajo en gimnasio

sin supervisión del

fisioterapista

MES 5

Ejercicios dinámicos

Trabajo diferenciado en el campo

de fútbol, entrenamiento con el balón.

Primeras evaluaciones de fuerza

con equipos

MES 6

Evaluación final

Se valoran niveles de velocidad,

fuerza, reacción, etc.

trabajos específicos en cancha

para perder el miedo

a volver a jugar

GRÁFICO:

F.J. BIENZOBAS

La lesión de Sadiq

Rodilla

derecha

Fémur

Rotura

del ligamento

cruzado anterior

Tibia

Plazos de recuperación

Curación:

4 a 6

semanas

Recuperación:

6

meses

MES 1

Reducir la inflamación

Se aplican técnicas como la crioterapia,

la fototerapia, presoterapia, etc.

No se debe descuidar la

estimulación muscular y el ángulo

de movimiento de la extremidad

MES 2

Estimulación muscular

Se trabaja en la recuperación del arco

de movimiento de la extremidad,

trabajos con bandas elásticas y

trabajo de hidroterapia

MES 3

Trabajo propioceptivo

Se trabaja la estabilidad, la capacidad

de respuesta y la fuerza muscular,

sin descuidar la pierna sana

MES 4

Trabajo con pesos

Se gana fuerza muscular.

Se aplican los pesos que recomienda

la FIFA. El jugador ya puede trotar.

No se recomienda trabajo en gimnasio

sin supervisión del

fisioterapista

MES 5

Ejercicios dinámicos

Trabajo diferenciado en el campo

de fútbol, entrenamiento con el balón.

Primeras evaluaciones de fuerza

con equipos

MES 6

Evaluación final

Se valoran niveles de velocidad,

fuerza, reacción, etc.

trabajos específicos en cancha

para perder el miedo

a volver a jugar

GRÁFICO:

F.J. BIENZOBAS

La lesión de Sadiq

Fémur

Rotura

del ligamento

cruzado anterior

Curación:

4 a 6

semanas

Tibia

Rodilla

derecha

Recuperación:

6

meses

Plazos de recuperación

MES 4

MES 1

Reducir la inflamación

Se aplican técnicas como la

crioterapia, la fototerapia,

presoterapia, etc.

No se debe descuidar la

estimulación muscular y el ángulo

de movimiento de la extremidad

Trabajo con pesos

Se gana fuerza muscular.

Se aplican los pesos que recomienda

la FIFA. El jugador ya puede trotar.

No se recomienda trabajo en gimnasio

sin supervisión del

fisioterapista

MES 5

MES 2

Estimulación muscular

Se trabaja en la recuperación del arco

de movimiento de la extremidad,

trabajos con bandas elásticas y

trabajo de hidroterapia

Ejercicios dinámicos

Trabajo diferenciado en el campo

de fútbol, entrenamiento con el balón.

Primeras evaluaciones de fuerza

con equipos

MES 3

MES 6

Trabajo propioceptivo

Se trabaja la estabilidad,

la capacidad de respuesta

y la fuerza muscular,

sin descuidar la pierna sana

Evaluación final

Se valoran niveles de velocidad,

fuerza, reacción, etc. trabajos

específicos en cancha para

perder el miedo a volver a jugar

GRÁFICO: F.J. BIENZOBAS

La lesión de Sadiq

Plazos de recuperación

MES 1

Reducir la inflamación

Se aplican técnicas como la

crioterapia, la fototerapia,

presoterapia, etc.

No se debe descuidar la

estimulación muscular y el ángulo

de movimiento de la extremidad

Curación:

4 a 6

semanas

Fémur

MES 2

Estimulación muscular

Se trabaja en la recuperación del arco

de movimiento de la extremidad.

Trabajos con bandas elásticas y

trabajo de hidroterapia

Rotura

del ligamento

cruzado anterior

Recuperación:

6

meses

Tibia

Rodilla

derecha

MES 3

Trabajo propioceptivo

Se trabaja la estabilidad,

la capacidad de respuesta

y la fuerza muscular,

sin descuidar la pierna sana

MES 4

MES 5

MES 6

Trabajo con pesos

Se gana fuerza muscular.

Se aplican los pesos que recomienda

la FIFA. El jugador ya puede trotar.

No se recomienda trabajo en gimnasio

sin supervisión del fisioterapista

Ejercicios dinámicos

Trabajo diferenciado en

el campo de fútbol,

entrenamiento con el balón.

Primeras evaluaciones

de fuerza con equipos

Evaluación final

Se valoran niveles de

velocidad, fuerza, reacción, etc.

Trabajos específicos

en cancha para perder

el miedo a volver a jugar

GRÁFICO: F.J. BIENZOBAS

Entonces resultó significativo que sin el capitán y con Barrenetxea que llevaba lesionado desde enero, otros dos hombres de ataque como Januzaj y Portu apenas tuvieron protagonismo en las últimas jornadas, por lo que como ahora no se trata tanto de una cuestión cuantitativa como cualitativa. Entonces aquel movimiento posibilitó que pudieran actuar juntos Rafinha y Silva en el centro y Sorloth e Isak arriba cuando eran excluyentes.

Carlos Fernández

Reapareció en verano después de un año parado por su lesión en el cruzado y tuvo buenas actuaciones como en Bournemouth

La Real de hoy trata de imponerse al rival desde un centro del campo mucho más fuerte en el que los Zubimendi, Merino, Brais y Silva tienen un gran protagonismo para ganar el pulso al contrario. Arriba la pasada campaña ya le costó hacer gol y ahora la baja de Sadiq le resta presencia en el área, un vacío que a medio plazo pueden compensar entre Carlos Fernández y Karrikaburu.

Dos meses claves

Partiendo de la base de que Imanol va a seguir jugando con cuatro centrocampistas en rombo, ahora mismo tiene cuatro delanteros para dos posiciones: Sorloth, Cho, Karrikaburu y Barrenetxea, con la variante de Kubo que también puede jugar arriba como demostró en Cádiz, Elche o Mánchester. Así que a corto plazo el técnico dispone de recursos suficientes para utilizar a pesar del enorme vacío que deja la ausencia de Sadiq.

Viene de marcar 11 goles en Segunda División y en este inicio de temporada ya ha participado en cuatro partidos de Liga

Karrikaburu

Y hay un sexto hombre que es Carlos Fernández, que apunta a estar listo para octubre después del parón internacional para la disputa de los partidos de selecciones. El sevillano se recupera de una lesión en el bíceps femoral izquierdo que se produjo en la víspera de arrancar la Liga en Cádiz y ahora realiza trabajo individualizado en Zubieta antes de reincorporarse al grupo.

Después de estar un año parado, reapareció en pretemporada y jugó buenos partidos, como el de Bournemouth en el que fabricó la jugada del gol de Merino. Le falta ritmo después de casi 16 meses sin disputar un encuentro oficial pero puede ser una pieza muy importante a lo largo de la temporada. El parón de mes y medio por el Mundial de Catar entre el 9 de noviembre y el 29 de diciembre debe ayudarle a acumular mucha carga de trabajo para afrontar como un tiro el resto del curso.

La clave para la Real es sobrevivir a estos dos meses que tiene por delante con nueve partidos de Liga y cinco de Europa League. En la competición doméstica recibirá a Espanyol, Villarreal, Mallorca, Betis y Valencia mientras que visitará a Girona, Celta, Valladolid y Sevilla. En Europa le falta jugar el doble compromiso contra Omonia Nicosia y Sheriff Tiraspol y medirse al Manchester United en el Reale Arena.

Después, de enero en adelante, ya tendrá a Oyarzabal con nueve meses de recuperación a sus espaldas y a Carlos Fernández con más minutos en sus piernas, por lo que todo tendría que ser más fácil. Es ahora cuando debe tratar de no descolgarse en la Liga y pelear por la primera plaza del grupo en Europa después del éxito logrado en Old Trafford.

La opción de Karrikaburu

Al baztandarra se le abre la puerta para tener mayor presencia en el equipo en las próximas semanas. Hasta ahora ha salido de suplente en cuatro partidos de Liga ante el Cádiz, Barcelona, Elche y Getafe para un total de 54 minutos y ha demostrado que encuentra situaciones de remate con facilidad. En Getafe probó suerte con un cabezazo a centro de Zubeldia que blocó Soria, en Elche remató cruzado de zurda rozando el poste y en Cádiz condujo una contra en la que dobló el pase a Cho para dejarle solo ante Ledesma. Hasta el momento no ha tenido ocasión de ser titular. Su trabajo en Zubieta será el que acabe por convencer a un Imanol que ha demostrado que puede juntar arriba a Cho y Kubo sin ser ninguno delantero natural.

Sin embargo, con doble compromiso semanal hasta mediados de noviembre y la lesión de Sadiq, el técnico tendrá que tirar de fondo de armario y el momento de Karrikaburu llegará tarde o temprano. A punto de cumplir 20 años –los hace el próximo lunes– viene de hacer 11 goles con el Sanse en Segunda División, la misma categoría en la que militó el nigeriano la pasada temporada en un equipo que ascendió. No es una cifra sencilla de alcanzar en un conjunto tan joven y que acabó perdiendo la categoría, y es que siempre ha tenido ese don innato de ver puerta con facilidad.

Así las cosas, y a pesar del mazazo que representa la baja de Sadiq, la Real tiene argumentos para reinventarse y seguir adelante sin renunciar a sus objetivos. Lo tendrá más difícil, es obvio, pero ello no significa que sea imposible. Ganar en Old Trafford tampoco lo fue.