Real Sociedad

El Atlético, rival de la Real Socidad, se seca y en defensa, lejos de su mejor versión

Correa pugna por un balón con Diallo, del Borussia Dortmund. El conjunto alemán dio al Atlético un severo correctivo este pasado miércoles. /EFE
Correa pugna por un balón con Diallo, del Borussia Dortmund. El conjunto alemán dio al Atlético un severo correctivo este pasado miércoles. / EFE

JAVIER VARELA MADRID.

La contundente y exagerada derrota ante el Borussia en el Westfalenstadio ha puesto patas arriba al Atlético. El conjunto rojiblanco demostró en el Signal Iduna Park que su principal hándicap en este inicio de temporada es su falta de gol. El Atlético suma 10 goles en la Liga tras 9 jornadas y ha logrado cinco en la Champions, unas cifras que suponen el peor arranque goleador en la 'era Simeone'. Pero no solo eso. Las decisiones del técnico empiezan a ser cuestionadas. Sobre todo en lo que se refiere a Rodri. El canterano, recuperado del Villarreal a golpe de talonario, parece imprescindible para ser el eje del centro pero el argentino no acaba de darle galones.

Los cambios son otra de las decisiones que menos se entienden este año. Ante el Dortmund, decidió quitar a Saúl para dar entrada a Correa cuando el canterano había sido el que más peligro había generado y parecía más lógico mandar al banco a Lemar -con amarilla- o incluso a Griezmann, que al único jugador que había rozado el gol.

Y si hace años el Atlético se basaba en su fortaleza defensiva, esta campaña Jan Oblak está siendo más protagonista que nunca. El hecho de que reciba tantos remates tiene una explicación: la defensa no funciona. Con Godín lejos de su mejor nivel; con Giménez, fuera de forma; Savic, desaparecido por una lesión y Lucas, más cómodo en el lateral que en el centro de la zaga, el Atlético está lejos de su mejor versión. El equipo sufre mucho cuando el rival toma el mando del balón. Y eso cuando el Atlético tiene la plantilla más cara de su historia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos